Nombre: Jhoanna Arcila
Edad: 26 años
Oficio actual: Administradora en salud y odontóloga. Está haciendo una especialización en Gerencia en Servicios de la Salud.
Año en que fue mesera: 2007
Tiempo que trabajó en Andrés: año y medio

Nombre: María José Bedoya
Edad: 27 años
Oficio actual: Trabaja como asistente general en una empresa de marketing y eventos.
Año en que fue mesera: 2006 y 2007
Tiempo que trabajó en Andrés: año y medio

Nombre: Stephany Duarte
Edad: 27 años
Oficio actual: Consultora para una empresa del área petrolera.
Año en que fue mesera: 2006
Tiempo que trabajó en Andrés: año y medio

Hace poco menos de un mes, Andrés Jaramillo, el propietario de Andrés Carne de Res, causó revuelo al sugerir que una minifalda podía ser la culpable de una supuesta violación ocurrida en el parqueadero de su restaurante. Dijo entonces: “Estudiemos qué pasa con una niña de 20 años que llega vestida con un sobretodo y debajo tiene una minifalda, pues ¿a qué está jugando?”. A propósito de sus declaraciones, SoHo convocó a tres exmeseras del restaurante que tiene las meseras más bonitas de Colombia, para que posaran en minifalda y recordaran sus épocas laborales: ¿a qué juegan tres exmeseras de Andrés en estas prendas?

¿Qué tan difícil es trabajar en Andrés Carne de Res?

Stephany: Es un trabajo físico en el que hay un desgaste duro, porque los horarios son estrictos y largos. Pero todo eso se compensa con el clima laboral, que es excelente. El problema es que, por lo desgastante, es un trabajo difícil de mantener por mucho tiempo.

¿Qué era lo peor del trabajo?

Jhoanna: Tratar con la gente es difícil porque a veces tienen afán o están muy borrachos.

¿Cómo eran los horarios?

María José: Había turnos, pero generalmente intentábamos entrar en el de las 11:00 de la mañana para trabajar más tiempo. Si lo lográbamos, muchas veces los fines de semana entrábamos antes del mediodía y salíamos a las 4:00 de la mañana. Esto era de viernes a domingo. Y yo, por ejemplo, trabajaba un jueves cada 15 días.

¿Cuánto les pagaban?

Jhoanna: En esa época nos pagaban a 10.500 la hora.

¿Cuál fue la mejor propina que les dejaron?

Stephany: 500.000 pesos. Fue un comensal que iba muy seguido a Andrés, un venezolano. Esa noche estaba trabajando sola y era una mesa como de 7 u 8 personas que estaban tomando ron Zacapa y Corralejo reposado.

Jhoanna: 600 dólares en un Halloween. Me acuerdo de que fue un grupo grande, como de 14 personas, y yo estaba con pereza de atenderlos porque llegaron muy temprano, pero pidieron de una tres botellas de Sello Azul. El que me dejó la propina era un señor que vive en Miami y que supuestamente viene todos los años a celebrar Halloween en Andrés.

María José: Un viernes que trabajé de día. Era una mesa de cuatro personas, todos colombianos. Nos dejaron como 350.000 o 400.000 en la mesa y nos lo dividimos con mi mesero.

¿Recuerdan alguna anécdota en particular?

Jhoanna: Sí. Recuerdo con mucha tristeza a Giovanni, un mesero que trabajó con nosotras en el mismo comedor y que murió un domingo por la noche cuando llegó a su casa después de trabajar. Eso nos marcó mucho a las tres.

María José: Un mes después de eso, el Día de la Madre, estábamos algunos meseros y Andrés sacó cerveza e hizo una especie de chimenea en la pista grande. Bailamos al estilo griego y rompimos platos. Aprovechando la oportunidad, me acerqué a Andrés y le pedí que me regalara el delantal de Giovanni para llevárselo a su familia. Él me lo dio y esa semana lo entregué en nombre de todos nosotros.

¿A qué famosos atendieron?

Stephany: A Lina Marulanda, Cabas y Andrea Serna.

Jhoanna: A Juanes.

María José: A Christian Mayer.

Andrés Jaramillo tiene fama de malgeniado, ¿es cierto?

Stephany: Sí, es regañón. Pero si él no es estricto, el negocio no funcionaría de la manera como funciona. Él es muy dedicado a su trabajo, conoce el restaurante como su casa, sabe perfectamente cuándo falta una bombilla, cuándo le cambian algo de lugar. Ama su trabajo.

¿Qué opina del escándalo que se armó por la frase que dijo Andrés sobre la minifalda?

Jhoanna: Lo que yo siempre pensé es que pasó a un segundo plano la denuncia de la niña por lo que dijo él. No sé si lo que ocurrió es cierto o no, pero en caso de que lo fuera, se desvió toda la atención erróneamente. Los que lo conocemos sabemos que él habla así, pero que él no es así, yo sé que él no tiene nada en contra de las minifaldas. Es más, nosotras podíamos trabajar en minifalda, nunca nos dijo que no lo hiciéramos. Por ejemplo, en Halloween a nosotras nos encantaba ponernos disfraces con faldas cortas.

Stephany: Andrés siempre ha promovido la libre expresión, todos teníamos derecho a vivir nuestra propia personalidad, a vestirnos y peinarnos como quisiéramos. Me acuerdo de que una vez una niña que era vegana no quería usar un delantal, porque era de cuero. Entonces Andrés le permitió escoger su propio uniforme y ella se inventó uno que era de tela militar.

¿Supieron de parejas que hayan tenido sexo en Andrés mientras trabajaron allá?

María José: No, pero alguna vez oí que habían encontrado a alguna pareja en una esquina. Sin embargo, no me consta hasta qué punto era cierto. Siempre hay historias, pero son solo eso, historias.

Si tuvieran a Andrés Jaramillo en frente, ¿qué le dirían?

Stephany: Le diría que admiro mucho su dedicación y perseverancia para generar el ambiente que tiene su negocio, incluso a nivel laboral. Andrés Carne de Res no es un restaurante normal, es una experiencia, y por todo eso él es un genio.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.