Dejó su vida en Bogotá y se olvidó de amigos, trabajo, rutina. En una Medellín extraña para él alquiló un cuarto sin puerta —pero con velo— en una pensión y trabajó de bodeguero en una empresa de ropa. Durante seis meses, Andrés Felipe Solano recibió un sueldo de 485.500 pesos y documentó para SoHo toda su experiencia con una crónica de largo aliento y varias fotos polaroid tomadas por él mismo. La crónica fue publicada en noviembre pasado. El esfuerzo no pasó desapercibido para la Fundación Nuevo Periodismo Latinoamericano, que lo eligió entre los cinco finalistas del Premio Nuevo Periodismo 2007 entre 370 trabajos postulados por medios de comunicación escritos de 29 países del mundo. Como siempre, ganador solo hay uno, y en este caso fue el periodista chileno con el trabajo 'Viaje al fondo de la biblioteca de Pinochet'.

La buena noticia lo cogió a trece horas de distancia, en Corea del Sur, donde el Korean Literature Translation Institute lo invitó a hacer parte de una residencia para escritores. De su experiencia en el lejano país saldrá, faltaba más, una crónica que piensa bautizar 'Un bárbaro en Corea', donde contará, entre otros detalles, cómo es comer pulpo vivo, uno de los platos preferidos del barrio donde reside.

La fluida pluma de Andrés ha pasado por Cromos, Semana, Gatopardo, Rolling Stone, El Espectador, Arcadia, Credencial, y tiene ya una novela a cuestas, Sálvame, Joe Louis, pero, no da pena decirlo, es en las páginas de esta revista donde sus letras han alzado mayor vuelo. Desde saber cuánto dinero puede obtener por empeñar su cuerpo para cumplir su sueño de viajar a un mundial de fútbol, hasta ser ciego durante 24 horas, Solano ha contado durante seis años todo tipo de historias para SoHo. El experimento de vivir medio año con el sueldo mínimo es una de ellas, una muy especial que terminó en uno de los reconocimientos más importantes a los que puede aspirar en periodista latinoamericano.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.