http://www.textually.org/textually/archives/images/set3/061014-Cairo-05c-thumb.jpg


En Túnez, país islámico no particularmente cerrado hacia occidente, está de moda oír música en el celular. No con audífonos, sino por el parlante ese que tienen los celulares, particularmente los celulares que son anaranjados, rosados y así. En el tranvía de Ciudad de Túnez, por ejemplo, un sistema de transporte de los 50 que a pesar de su lentitud funciona, es típico oír dos o más celulares a la vez oyendo música moderna islámica, que en Túnez quiere decir tecno, del duro y atosigante, con letras en árabe. Esa misma música se oye en los cafés de Ciudad de Túnez y en el único bar que vende trago que se encuentra, en el último piso de un hotel. 


El trato de los celulares en Egipto es distinto, aunque igual de bizarro. Aquí es más un culto que un uso práctico. Los musulmanes no son personas particularmente fiesteras, porque no toman trago y porque las manifestaciones ociosas son reservadas a la privacidad. Es por eso que buscan prácticas diferentes para pasar sus noches de viernes y sábado. Una de ellas, además de la tradición de fumar sheesha y tomar té durante horas, es comprar y vender celulares. La calle El Abasia es la más prendida de El Cairo por la noches, porque en ella se lleva a cabo un gigantesco mercado de celulares piratas, donde se venden y compran gallos para el celular y tarjetas SIM con cualquiera de los servidores y cualquiera de los planes. Minutos a celular, por supuesto, se venden a precios increíbles, aunque la demanda está bajando porque todo el mundo ya tienen celular. En Egipto, como en Inglaterra, hay más celulares que habitantes. 

En el trayecto nocturno de 8 horas desde Monastir a Tozeur, en Túnez, no pude dormir porque los dos árabes que estaban a mi lado no pararon de hablar por un solo segundo. Los árabes, en otras palabras, no se callan. Y no hay nada que nosotros los occidentales, por más tapones que nos pongamos, podemos hacer.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.