Así es como se ve Long Island, a una hora de Manhattan, a las 3 de la mañana de un jueves. El jefe de la gasolinería y héroe de la escena es Mustapha Yakupoglu, un turco ilegal que lleva 17 años en Nueva York trabajando en este mismo local. En consecuencia (o mejor: gracias a esto), ésta no es la primera vez que es atacado con armas de fuego. Ni la segunda. Es la tercera, y por eso la experiencia lo llenó de corage a la hora de enfrentar a los encapuchados. Es raro, sin embargo, que un inmigrante que trabaja 12 horas al día 7 días a la semana y vive solo arriesgue su vida para salvar un local de la compañía  que le lleva dando el mismo palo duramte 17 años, USA Gas Station, la cual de hecho es reconocida por negrera. Tal vez ya sea hora de que le den un aumento.



PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.