Éstas son las paredes de la estación de metro en la que yo me subo y me bajo del tren todos los días. Queda en el Lower East Side, cerca de Chinatown. Se llama East Broadway. Junto conmigo, se suben y se bajan, a las 8 y 30 de la mañana, un rabino que lee literatura erótica y se viste todos los días igual; un chino que juega alguna cosa que no entiendo en un periódico que menos; un hipster que oye música con unos audífonos rojos gigantes; un mexicano que solo lee la sección de farandula de El Diario; y una mona de tacones altos cargando un mochachino que lee The New Yorker. Yo también leo eso, y me bajo antes que todos, así que no puedo jugar a predecir en qué trabajan según el lugar donde se bajan, juego que sí he hecho y he comprobado que es de lo más divertido que se puede hacer en esta ciudad.



View Larger Map

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.