Éstas son las paredes de la estación de metro en la que yo me subo y me bajo del tren todos los días. Queda en el Lower East Side, cerca de Chinatown. Se llama East Broadway. Junto conmigo, se suben y se bajan, a las 8 y 30 de la mañana, un rabino que lee literatura erótica y se viste todos los días igual; un chino que juega alguna cosa que no entiendo en un periódico que menos; un hipster que oye música con unos audífonos rojos gigantes; un mexicano que solo lee la sección de farandula de El Diario; y una mona de tacones altos cargando un mochachino que lee The New Yorker. Yo también leo eso, y me bajo antes que todos, así que no puedo jugar a predecir en qué trabajan según el lugar donde se bajan, juego que sí he hecho y he comprobado que es de lo más divertido que se puede hacer en esta ciudad.



View Larger Map

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.