102809breslin.jpg


El Ace Hotel es uno de esos sitios que uno mira con admiración y decepción, porque, si bien son encantadores, va a ser muy difícil que algún día uno pueda llegar a disfrutar de sus servicios. Los cuartos son como el apartamento que uno siempre quiso, con ventanales gigantes, una guitarra acústica, afiche de Andy Warhol, nevera llena de Stella Artois, un jamón serrano por ahí colgado y una colección actualizada de Vanity Fair sobre la mesa de la sala. Por 900 dólares la noche. El hotel abrió ayer un restaurante, donde el fin de semana pasado hubo un matrimonio gay y donde U2 hizo una fiesta hace 10 días. Se llama The Breslin, y su dueño, Ken Friedman, tiene dos restaurantes con uno de los gurús de la gastronomía neoyorquina, Robert De Niro.

Al frente de The Breslin hay una mezquita musulmana, una cultura que, como se sabe, no mezcla sus cultos religiosos con prácticas del ocio. Como The Breslin, evidentemente, servirá alcohol, restaurante y sacerdotes han estado peleando toda esta semana sin poder llegar a un acuerdo funcional. A la petición del líder árabe de abstenerse de servir licor, Friedman dijo "es chistoso, porque yo no voy a mover mi bar solo porque ustedes descubrieron que servimos trago. ¿Acaso existe un restaurante que no sirva alcohol? Esto es los Estados Unidos, y yo puedo servir trago donde se me dé la gana". Ante la insistencia de los sacerdotes, que según Friedman lo amenazaron, el señor va a poner unas cortinas para tapar las ventanas que dan a la calle. No las ha puesto.

Como lo reportó The New York Observer, existe una ley que prohibe a restaurantes de Nueva York vender trago a menos de 200 metros de un lugar de culto, lo cual le daría la razón a los musulmanes. Sin embargo, como ellos también tienen un comedor y unos apartamentos en la mezquita, ésta no está exclusivamente destinada a la religión, que lo que establece la ley. ¿Y ahora qué van a hacer los sacerdotes? ¿Quién podrá defenderlos?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.