Hoy fue el día internacional del pepino, o del Cucumis sativus. En el corazón del Lower East Side, un barrio de inmigrantes conocido como refugio de la clase trabajadora, millones de carpas de diferentes Delicatessens se sentaron sobre la calle para exponer sus variedades en pepinos. Pensaría uno que no hay mucho que probar y experimentar en materia de cucurbitáceas y cohombros. Sin embargo, lo que uno aprende es que ésta es una historia milenaria de mestizajes entre culturas orientales, arias, judías y occidentales. Una histora de barcos de inmigrantes en los años 20 que traían sus costumbres gastronómicas en tarros de mermelada. Porque lo que uno no se imagina es que cada cocina tiene su propio pepino: pepino de mango verde de la India, pepino de pimienta rumano, pepino de tomate chutney vietnamita, y así. Las muestras estuvieron acompañadas de una charla con Lucy Norris, autora de Pickled, un historia y homenaje a la cultura de este vegetal salado que no necesariamnte solo sirve de aderezo. Feliz día del pepino.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.