Uno no sabe qué es peor: si la humedad pegajosa que engrasa todo o el frío férvido que congela las manos e impide que uno pueda sacar la billetera del bolsillo. En ambos casos, no obstante, el señor se para en calzoncillos en la mitad de Times Square a tocar su guitarra mientras turistas se toman fotos con él. Botas tejanas, sombrero de vaquero, guitarra y calzoncillos blancos que en el culo dicen su nombre, El Vaquero Desnudo, en los colores de la bandera: rojo, blanco y azul. 



Y se va a lanzar a la alcaldía.

Robert Burck nació el 23 de diciembre de 1970 en Greenhills, Ohio, lugar donde se crió y donde decidió, a sus 5 años, que quería ser el Señor America, el hombre más fuerte del los Estados Unidos, al que más músculos se le vieran, ese que fueron Hulk Hogan y Arnold Schwarzenegger en contadas ocasiones. Su papá lo llevaba al gimnasio, le compraba crema bronceadora y le celebraba su afición al fisicoculturismo. Después decidió ser actor, músico, modelo y finalmente estudió ciencias políticas en la Universidad de Cincinnati. Viajó por medio país y terminó en dónde terminan todos los que ‘terminan’: Venice Beach, California, la olla más linda del mundo, donde se encuentran los hippies reencauchados y los músicos frustrados, el lugar más excéntrico y colorido de América. Ahí pasó por varios bares, fue acompañante de mujeres (a saber, puto) e hizo de extra en Baywatch. Un día, mientras cantaba en una esquina de la playa alguna canción de country, alguien le dijo que le iría mucho mejor si se quitaba la ropa. El señor hizo lo propio.

Y he aquí las consecuencias.

The Naked Cowboy se vino para Nueva York el año pasado y se convirtió, dicen, en la tercera atracción más visitada de la ciudad, después del Empire State y la Estatua de la Libertad. En cierto sentido, Burck cumplió el sueño americano: pasó de ser un producto del sistema, alcohólico y deprimido, a ser un referente señorial de la cultura de este país. Tal como lo era Bush: en pendejo que la gente quería por ser horriblemente gringo. ¿La diferencia? Bueno, los calzoncillos y tal vez el pelo.

Ahora resulta que The Naked Cowboy se va a lanzar a la alcaldía. Y aquí está su video de campaña. Disfrute.
 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.