El solo dato da ganas de llorar: entre Uruguay, Corea del Sur, Estados Unidos y Ghana saldrá un semifinalista. Así pues que ya tenemos a la sorpresa de este torneo, al colado que todo Mundial necesita. Portugal hace cuatro años, Turquía hace ocho, Croacia, Bulgaria, Bélgica... Casi siempre hay uno.

Lo que no me gusta de esta vez es que el que lo logre (ojalá sea Uruguay o Estados Unidos) habrá conseguido el objetivo con poco. Ghana está en octavos tras haber marcado solo dos goles, ambos de penalti. Corea del Sur le ganó a Grecia y empató contra Nigeria, cual de los dos más discreto. Cuando se le puso un buen equipo al frente (Argentina), la pasearon.

Estados Unidos tiene el mérito de haber ganado su grupo y de ser un equipo al que se le ve forma, mientras que Uruguay, el único histórico de los cuatro, se clasificó al Mundial por repechaje y luego se encontró con el primer puesto del grupo menos competitivo de la copa.

Así las cosas, podría resultar más exigente ganar el Hexagonal del Olaya que este Mundial.

Por el otro lado, en cambio, van a tener que matarse Inglaterra y Alemania, y el ganador de ellos muy seguramente enfrentará a Argentina. Así, un título Mundial de cualquiera de los tres valdrá el doble.

Todo esto pasa en parte porque Ghana perdió ayer contra Alemania. Si hubiera ganado, tendría a ingleses y argentinos en el camino para impedirle la hazaña. Y nosotros que llevamos años riéndonos de Maturana por la frase “Perder es ganar un poco”.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.