Siempre me han preguntado sobre cómo piensa un creativo en el negocio de la publicidad y las comunicaciones.
La respuesta única no existe, pues facilmente se convertiría en una fórmula.
Lo que si puedo compartir es mi manera de hacerlo. Lo llamo el pensamiento paralelo.
 
El pensamiento tiende a ser lógico. La mente sale de un punto A y trata de encontrar el camino para llegar al punto B.
Esto está bien y correcto. El camino normal entre el problema y la solución.

Lo que sucede es que normalmente los caminos lógicos no tienden a ser ni sorpresivos ni impactantes. Y este es un principio esencial de la comunicacion exitosa. Si no se diferencia se pasa despercibido.

La gente tiende a no ver lo que ya ha visto, o porque se vuelve paisaje o porque le aburre. Cuando recibo un caso de negocio para desarrollar, siempre hago un ejercicio con mi cerebro y cambio la sintonía. Si estoy pensando en una campaña para carros entonces pienso es en cervezas y no en carros, para evitar llegar a un lugar común.

Por ejemplo, el comercial caspa para la Presidencia de la República, ganador del León de Oro en el Festival de Cannes: ese comercial lo pensé no como una campaña antidrogas, pues habría llegado a los lugares comunes y lógicos del pensamiento como "la droga es mala", o "la droga mata". Lo pensé más bien como una campaña para un shampoo anticaspa.
 
Esto permite encontrar soluciones diferentes pero muy contundentes. Hace que el cerebro genere cortos circuitos de pensamiento, exquisitos e infinitos, para encontrar soluciones distintas. En este caso la sorpresa de aspirar cualquier polvo parecido a la cocaína. Su adicción es tan fuerte que un hombre se aspira la caspa de otro como si fuera cocaina.

Esto sin duda ha sido el ejercicio de muchos años. Es como un músculo mental que tengo entrenado. A mi me funciona muy bien. Lo he desarrollado y aplicado muchos años en todos los lugares del mundo donde me ha tocado trabajar . Siempre me ha aportado soluciones y posibilidades innovadoras...
Tan es así que cuando gané el León de Oro con ese comercial de caspa tuve que celebrar tres veces oficialmente: la primera , con la Presidencia de la República, la segunda con mi familia y amigos; y la tercera, con mi cliente de shampoo anticaspa a quien invite a almorzar para agradecerle por la inspiración que su marca me había aportado para lograr esta idea y este premio histórico.


PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.