http://3.bp.blogspot.com/_B6gyINLrSBg/Sw63nwEzHKI/AAAAAAAAFts/QKJQGMWvgjA/s1600/Thanksgiving2009_2.jpg


Es difícil darle las gracias a alguien en esta ciudad, puesto que la mayoría de las relaciones interpersonales que uno mantiene en Nueva York son tacañas, individualistas y corruptas. Pero el ambiente de la gratitud en Manhattan, a pesar de hipócrita, es muy agradable: los niños se ponen gorros de lana, sus padres les toman fotos, las tiendas regalan chocolates y los mercados Doritos con dip de tomate; los novios montan en bicicleta, las abuelas prenden velas y las cocinas huelen exquisito. Lo mejor, no obstante, es que todos los gringos se van para sus casas y la ciudad queda para nosotros, los inmigrantes sin familia que tomamos el día de hoy como un domingo cualquiera. Las calles están como si fuera primero de enero en Riohacha y no se encuentra media tienda abierta. Hoy Nueva York por fin duerme. Salvo de 9 a 1, cuando se llevó a cabo, en la Avenida que bordea el Central Park por el oeste, el desfile de Macy’s, la tienda más navideña del mundo (también es, literalmente, la más grande). Acá, entonces, las fotos del día de Acción de Gracias en la ciudad que nunca da las gracias.

http://3.bp.blogspot.com/_B6gyINLrSBg/Sw63nDRmenI/AAAAAAAAFtc/-rUiYf_DxnU/s1600/Thanksgiving2009_1.jpg

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.