Matthew Allan McNelly, left, and Joey Lee Miller, 20, still had the permanent marker on their faces when they were booked.

Esto es insólito. Así, como sale en la foto, pretendían camuflarse dos ladrones para robar una casa en Iowa ayer en la noche, reportó CNN. Así es: Matthew Allan McNelly, 23, y Joey Lee Miller, 20, se pintaron las caras con marcadores permanentes para distraer al enemigo. Tanto sirvió, que los cogieron antes del robo. Los policías no lo podían creer, y el arresto fue más un chiste que un clásico asalto. El Teniente dijo: "la verdad es que yo no entiendo qué pretendían: si pasar como afro-americanos, si hacer un chiste, si pasar por niños disfrazados de Halloween. Pero en 25 años que llevo de oficio nunca había visto algo tan inocente, tan tonto". De verdad que el Halloween sí que dispara la imaginación de los niños.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.