El estreno de la nueva película de Spike Jonze tiene a medio mundo ansioso. Y es que se trata de una de las producciones más esperadas del año, porque no solo es el retorno de un director que con dos películas ya es de los decanos de Hollywood, sino porque se demoró la pendejada de 10 años haciéndola. Como lo dijo el Times en el sumplemento del domingo de hace un par de semanas, no fue nada fácil llevar a la pantalla el clásico de la literatura infantil "Where the Wild Thing Are" escrito por Maurice Sendak. Se les acabó las plata, perdieron un viaje a Nueva Zelanda, se les dañó el vestuario, cambiaron de productora, en fin: el hecho que de que la película esté lista para estrenarse el próximo 16 es un evento extraordinario.

El ruido de la película se ha dejado ver por toda la ciudad, que está invadida hace meses con los afiches. El jueves se inaugura una exposición en el MOMA sobre el director, que será precedida por una conferencia con el californiano. Trataremos de colarnos. Por otro lado, este fin de semana se lanzó una exposición en la Galería Amazing de SoHo, donde se muestra la exhibición más grande que jamás se haya mostrado del eterno ilustrador que se ingenió la historia de Max, el niño de 8 años que se pelea con sus papá, se va de la casa y llega a una isla donde una comunidad de peludos monstruos lo adoptan y terminan tomando como gran jefe de su sociedad. "Where the Wild things Are" es una belleza de historia y todos esperamos que su adaptación cinematográfica también lo sea. Por ahora, esperando con ansias, vamos a SoHo a ver las ilustraciones de Sendak:





PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.