Quiero seguir respondiendo sus dudas. Siento que he llegado a un punto en el que de verdad muchos de ustedes me quieren conocer y lo que les conté en el correo anterior me volvió a pasar anoche. Siento que más de uno de los que visita la página busca a la tal Andrea, a mí. No sé si es que se me alborotó la paranoia o qué pero, anoche, después de un servicio que presté, decidí seguir respondiendo a sus dudas.  Les quiero decir cómo funciona mi trabajo. Es una página de acompañantes (hay muchas) en las que ustedes entran y ven fotos de muchas niñas que no mostramos la cara, solo se nos ve el cuerpo y también el precio que cuesta un servicio por hora o por horas. Simplemente ustedes entran y escogen la quieran, llaman o, incluso, pueden ingresar sus datos y dirección a la página y nosotras vamos donde ustedes digan. Las niñas no trabajamos en un lugar. Cada una está en su casa o donde quiera, y recibimos la llamada de la jefe diciéndonos dónde es el servicio.

Aquí aclaro: la jefe. En uno de mis primeros blogs cuento cómo comencé en esto cuando me tocó comerme a mi primer jefe (hombre) pero ya no trabajo con él. Trabajo con una mujer a la que he visto solo una vez. En este trabajo una cambia de jefe muy rápido. Hay de todo y no siempre es bueno quedarse con una sola persona. La jefe (tiene nombre de mujer pero no lo voy a decir), se queda con el 30 por ciento del servicio. Si por ejemplo yo tengo tres servicios donde alcanzo a reunir un millón de pesos (300 mil pesos son para ella). Yo tengo una cuenta de ahorros a su nombre donde debo consignarle cada semana. Ella lleva el registro de los servicios que salen a mi nombre y es muy estricta con eso. Si alguna se hace la boba, la saca de la página y es grave porque no es lo mismo trabajar sola. Muchas quieren montar su propia página pero la seguridad es difícil. Aquí ella sabe que me llamaron de tal celular o que voy a tal dirección y normalmente hay un taxista pendiente de nosotras de que entremos y salgamos bien. En cambio, si una trabaja sola, nadie puede estar pendiente, es un riesgo.

¿Qué pasa si un cliente de confianza me contacta directamente? Eso me ha pasado y la plata es toda para mí, pero si pasan días en que no me contactan a través de la página, la jefe me puede botar, por decirlo así, pues siempre hay niñas muy bonitas dispuestas a producirle plata. Lo ideal es el término medio: tener unos clientes de confianza que a veces me llaman directamente (los tengo muchos y les he contado) y otros que sí me busquen por la página, y así todos contentos.

Veo que también les intriga el sexo como tal. Yo les he dicho que disfruto mucho del sexo y que afortunadamente soy multiorgásmica. Siempre me meto en la película de lo que el cliente quiere y me meto tanto que la mayoría de las veces no me cuesta trabajo venirme. Y en medio de tanto sexo yo sé, obvio, lo que me gusta. Por ejemplo, cuando me ponen en cuatro que de por sí es muy arrechante, cuando siento que me voy a venir me gusta pasar una mano por debajo hasta alcanzar las huevas del tipo. Cogerles las huevas mientras me lo meten en cuatro, es excitante. Cuando me agacho y miro las piernas del tipo allí atrás, empujando, y las pelotas colgándoles me dan ganas de cogérselas. Como sé que me voy a venir, a la mayoría les gusta que les coja las pelotas y también se vienen casi de inmediato y consigo que nos vengamos al tiempo.

Otra posición que me gusta mucho es hacerme arriba pero no mirando al cliente sino al revés. Mejor dicho: quedo encima pero él me está viendo el culo y la espalda. Eso me arrecha porque me siento orgullosa de mi culo y yo sé que se mueren viendo mis nalgas chocando con sus pelvis pero además me da la oportunidad de que si el tipo no me gusta, el hecho de no mirarlo a la cara, me permite simplemente sentir su verga y pensar solo en eso, en ese placer.

Otra cosa que arrecha mucho a los clientes es que yo me masturbe delante de ellos. Muchos me lo piden antes de que me lo metan. Me froto lentamente con los dedos hasta que me mojo. Me gusta que uno de los dedos quede muy húmedo y ponerlo en la boca de los clientes para que vean que sí estoy arrecha. Eso los pone a mil y les dan ganas de comerme de una. A veces, incluso, mientras estoy sentada sobre ellos, me sigo masturbando con tres dedos. Me froto rápido y el orgasmo es inminente.

Cuando se las mamo, hago el mismo truco de las huevas. Lo mejor es una buena mamada acompañada de una buena paja. Un poco con la boca, un poco con la mano, un poco con la boca, un poco con la mano y las huevas!! No sé por qué pero cogerles las huevas los excita demasiado. Ya tengo calculado eso: apenas les cojo las huevas, se vienen en poco tiempo.

La posición que menos disfruto es cuando se hacen arriba mío. Tal vez porque es donde realmente tengo que sentir el cuerpo contra el cuerpo y no siempre me gustan los clientes. Me explico: cuando me ponen en cuatro, solo siento que me lo meten; si me pongo arriba, me pueden coger las tetas o el culo, o la cintura pero no tengo que sentir el peso del cuerpo de esa otra persona. Si el tipo me gusta, no hay problema, lo que sea; si no me gusta, se complica todo.

Me encanta que me chupen las tetas y ya les he dicho que en esto las mujeres les llevan años de experiencia. Las mujeres chupan las tetas mejor que los hombres. Me gusta que pasen la lengua sobre el pezón lentamente y de vez en cuando lo muerdan con delicadeza. Eso me estremece, me moja de una, y así sucesivamente. Que me aprieten las tetas con las manos pero no siempre. Ustedes creen que besar unas tetas es pasar la lengua con afán y dejar babeado el pezón y ya. No, no es así. Eso requiere paciencia.

Para cerrar, lo que más me gusta es definitivamente ponerme en cuatro. Sé que mi culo es espectacular y me gusta saber que el cliente se muere por metérmelo. Pero lo que más me gusta es mantener el culo firme, arriba mientras arqueo mi espalda y pongo la cara y el pecho contra la cama. Que el culo se lleve todo el protagonismo. Eso es delicioso. Me puedo venir muchas veces así.

Espero ir respondiendo todas sus preguntas poco a poco. Muchas se me pasan, pero no hay afán, yo les escribo. Sigan preguntando y gracias por estar tan pendiente de mí. Un beso para todos... Y todas!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.