Soy creativo publicitario. Y en mi vida he tenido el placer de conocer y trabajar con grandes pensadores. Los mejores del mundo. Gente que me inspira y me llena de valor con lo que hace y me animan a luchar por ser cada día mejor. Todos los años lo veo y ratifico en el festival Cannes de la publicidad.

Grandes ideas que me deslumbran, que me impactan, que se acercan y conectan con la vida de la gente.

Y a ésta lista, con bombos y platillos quiero sumar una más.

Una gran idea como pocas he visto en mi vida. Me refiero al operativo para rescatar a los 15 secuestrados en Colombia.

Reúne todo.

Simplicidad, riesgo, sorpresa, impacto.

Y mucho brillo.

Esta gran idea colombiana, digna de ganarse el Gran prix del Festival de Cannes, me llena de orgullo patrio. Habla muy bien del poder creativo de nuestra gente.
Es como una de esas campañas de las que toda la gente habla en el mundo, que despliegan el poder viral del boca a boca. Y son muy pocas las que logran esto.

Bravo para sus gestores.

Confieso que me encantaria contar con ellos en mi equipo. Confieso que me encantaría trabajar una lluvia de ideas con ellos. Confieso que serían brillantes creativos publicitarios. De los mejores del mundo.

Me han inspirado profundamente como creativo, como ser humano y como colombiano. Y también lo han hecho con millones de personas en el planeta entero.

Me encanta imaginarme el valor de haber presentado una idea tan arriesgada y contundente. Me emociona la incredulidad y los miedos que debió haber generado. Me enorgullece la valentía de su aprobación.

Me seduce la calidad de su ejecución.

Es sin duda una de las grandes ideas de nuestro pais. Y parte de su magia principal radica en el misterio que representa que parte de sus creadores son invisibles y anónimos y se mantendrán así por los siglos de los siglos.


PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.