http://srg85.files.wordpress.com/2009/08/central-park-picture.jpg

Vermont, un estado en la región de Nueva Inglaterra cuya ciudad más importante es Burlington, es una tacita de té. Por eso, la revista Forbes lo llamó el año pasado el Estado más verde de Estados Unidos. Porque abundan los árboles, las fincas, los jardines, y porque no tiene un sistema de transporte masivo, sucio y alevoso. La mayoría de los edificios están cerificados por el Consejo de Edificios Ambientales (LEED) y la mayoría de la inversión pública se va en hacer del Estado uno más verde, en términos ambientales, claro. Vermont es, así, el ejemplo a seguir, según Forbes.

Pero Forbes está equivocada, dice David Owen, periodista de The New Yorker, en su columna en el blog ambiental de la Universidad de Yale, Environement 360. Lo dice porque lo habitantes de Vermont gastan 100 galones de gasolina más que el gringo promedio, porque su sistema de tránsito se reduce a buses y porque sus habitantes no son concientes del daño que hacen al dejar la luz prendida, por ejemplo. Es decir, según Owen, Vermont es como un país tercermundista: si bien no está desarrollado, y por eso aparenta ser verde, el impacto que genera en el ambiente es incluso peor del que produce una metrópoli.

Entonces, ¿cuál es el lugar más verde de Estados Unidos? Para nuestra sorpresa, la ciclópea Nueva York. Porque los neoyorquinos son los que menos gasolina y electricidad consumen en el país, porque las distancias son pequeñas, porque el sistema de transporte es ambientalmente eficiente, porque sus residentes son los más deportistas del país, porque un apartamento es más eficiente que una casa, porque la gente tiene conciencia ambiental. Es decir, porque ésta es una metrópoli desarrollada en pocos metros cuadrados, donde todos viven apeñuscados y donde, por consiguiente, se maximizan los recursos, Nueva York resulta ser la ciudad que menos rejo le está dando al ambiente por estos días.

Al señor Owen le faltó mencionar que el próximo domingo se llevará a cabo la mítica maratón de Nueva York, con sus habituales 40 mil participantes, lo cual es un argumento más para graduarla como la líder en el fomento de la sanidad ambiental.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.