¡Odio el día del amor y la amistad! ¡Qué jartera!¿Por qué permito que el comercio me obligue ser romántico en un día particular? ¿Por qué dejo guíar mi corazón? ¿Será que no tengo uno? Todo me parece cursi, en el peor sentido de la palabra. ¿Por qué las rosas son más románticas que un cactus? ¿Será por el precio? De todas formas el comercio es muy sabio: logra chantajear a la mujer con la idea de que su marido, novio, amante, tinieblo o todos los ateriores les tengan que comprar flores, chocolates o joyas. También les obligan a llevarlas a un restaurante que siempre está fuera de sus presupuestos y debajo de los estándares de calidad. Como dice Shakespeare, “no hay nada más grave que una mujer contrariada”. Definitivamente el no al día del amor y la amistad logra transformarlas en unas fieras capaces de hacernos la vida imposible. ¿Y quién dice que jamás uno se debe rendir frente al terrorismo?

Los restaurantes aprovechan para aumentar sus precios y el volumen de comensales, y a la vez bajan la cantidad y la calidad de sus comidas. Además se vuelven aburridos con su música en vivo que no permite desarrollar ninguna conversación. El ruido que se distingue de las conversaciones es la protección que cualquiera puede escuchar, conviertiendo los susurros de amor en una pelea de gritería. Por eso pienso que el lugar perfecto para este día es su casa. Díganme si no es más romántico cocinar algo de excelente calidad para su significant other en vez de pasar la tarjeta plástica después de la otra tarjeta que ya pasó en un restaurante para encontrar cual es la que tiene fondos y así pagar la cena. En mi casa yo si soy exagerado; siempre sirvo champaña para esta ocasión. Creo que en el corazón de cada cínico hay un romántico peleando por salir.

Uno de mis platos favoritos para esta fecha es linguini alla vongole, uno de los puntos altos de la cocina italiana. Es algo que realmente me mueve el piso gastronómico. Es pasta con salsa de almejas. La pregunta es: ¿Por qué ellas no tienen el valor de los mariscos en nuestra sociedad? Son deliciosas, espectaculares y muy baratas. En Colombia tenemos almejas de la costa pacífica de la mejor calidad; es la almeja negra que vale una fortuna en cualquier parte del mundo y aquí solo se come en la costa. ¿La piangua es el negro del pacífico en el mundo de los mariscos?

Hay dos versiones del plato; uno es sin tomate y el otro es con tomate. Ambos me gustan pero yo me quedo con la primera fórmula por ser más antigua y más auténtica. Aunque sea difícil de aceptar, apenas en 1840 se combinó por primera vez la pasta y los tomates.

LINGUINI ALLA VONGOLLE
(dos porciones)
(en mi casa no se invita a todo el combo de arriba)

1 libra de almejas (entre más pequeñas, mejor)
media taza de vino blanco muy seco
300g de linguini
2 dientes de ajo pelados y cortados en tajadas delgadas
3 cucharadas de aceite de oliva
una pizca grande de peperoncino (ají seco en láminas)
1 manojo de perejil liso cortado en pedazos grandes
sal
pimienta

1. Deje las almejas en agua fría durante media hora; así logrará quitar mucha de la arena que suelen traer.

2. Ponga a hervir una buena cantidad de agua.

3. Agregue una buena cantidad de sal y cocine la pasta de ocho a diez minutos. Revuelva con frecuencia. Los italianos dicen que pasta se puede dejar sola, o sea que no la deje así y vigílela permanentemente.

4. Saque las almejas del agua y métalas en un sarten grande precalentado.

5. Agregue el vino. Tape y deje cocinar a fuego alto durante dos minutos.

6. Cuando las almejas estén abiertas, estarán listas. No utilice las que no se abran.

7. Saltee el ajo en una cucharada de aceite pero no lo deje dorar. Si se dora el ajo, ¡se tira el plato! El termino perfecto es “sancochar”.

8. Agregue el ají y el perejil.

9. Agregue el líquido de las almejas y cocine durante un minuto.

10. Agregue la pasta y las almejas. Mezcle muy bien. Cada tira de pasta debe quedar impregnada con la salsa.

11. Agréguele el aceite que quede.

Importante: ¡Jamás, jamás, jamás agregue queso parmesano! Sería un pecado. Lo único que hace falta aquí es una botella de champaña seca, muy fría. Sírvalo con pan crocante. ¡El postre debe ser de chocolate y la cama debe estar muy cerca!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.