Un interesante proverbio chino dice que si uno planea a corto plazo debe hacer crecer arroz, si uno planea a mediano plazo debe hacer crecer granos y si uno planea a largo plazo debe hacer crecer gente.

Me he dedicado a crear y construir marcas. Y sin duda existe una gran relación entre las marcas y los seres humanos . Siempre analizo cada marca como una persona. Cada marca debe tener alma, corazón y razón. He ahí una de las claves del éxito en el mercadeo.

 Kotler nos hablo de sus cuatro P's , (producto, placement (distribucion), promoción y precio). Un clásico de la literatura universitaria. Pero sin duda ninguna P tendría razón de ser, ni relevancia alguna sin la P principal: la P de personas. Una marca para ser exitosa debe tener una composición, un equilibrio. Por un lado una faceta emocional, una personalidad determinada y por otro lado un factor racional, un atributo de producto. Esta mezcla la hace imbatible y contundente. Cualquiera de los dos lados solo la convierte en frágil y atacable.

Este adn de marca exitosa se proyecta también al adn de la gente, la que trabaja en una empresa, que hace que una compañía triunfe sobre otra. Siempre analizo las marcas como personas, pero también analizo las personas como marcas. Estas personas deben tener también una composición. Un equilibrio. Deben tener talento, pero también deben tener una calidad humana. Ninguna de las dos funciona sola. He conocido grandes talentos pero con problemas humanos, conflictivos, disosiadores. En el fondo negativos para una compañía. Pero también he conocido buenas personas pero sin talento. La mezcla hace la diferencia.  En el momento máximo del desarrollo tecnológico que vivimos, creo en el factor humano más que nunca. El humanismo corporativo triunfa. He conocido grandes ejemplos mundiales de compañías multinacionales lideradas globalmente por historiadores, antropólogos, filósofos, con inmensos resultados de negocios y crecimiento. La teconología avanza y el factor humano se multiplica..  No lo debemos olvidar. Sin este, las ideas, la frescura y la inspiración no marcarían la diferencia ni se saldrían de la caja.

Estamos en un mundo donde las marcas y las personas tienen un reto mayor: ser gente.

Y ser gente siempre paga.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.