El otro día estaba escribiendo y al mismo tiempo, como asegura Ricardo Orrego, consumiendo quién sabe qué. Entre otras, querido Ricardo, te cuento que empecé con coca, pero estaba tan embalado que terminé en el mesón de la cocina aspirando migas de pan. No sabes cómo queda uno después de meterse una baguette de Carulla por la nariz. La próxima trato con las de Pan pa ya, a ver si me va mejor.

En fin. En medio del viaje se me vino una idea a la cabeza: ¿qué hubiera pasado si Borges hubiera nacido en estos tiempos de Internet?

Seguramente no hubiera leído bibliotecas enteras, ni escrito ninguno de sus libros. Terriblemente tímido como era, su contacto con el mundo hubiera sido a través de comunidades virtuales, donde anónimamente hubiera dejado mensajes llenos de resentimiento.


En vez de leer desde los cuatro años, a esa edad hubiera aprendido a manejar un computador. No habría traducido al español un libro de Wilde a los nueve, pero sería un hacker de miedo. Piratearía juegos de Xbox, entraría a las páginas de bancos y entidades oficiales. Imagínese lo avispado que hubiera sido el pequeño Jorge Luis de haber nacido en 1999 y no en 1899. Una cosa sí se hubiera repetido: habría muerto virgen, pero en este caso, después de haber visto mucho porno.

Suena estúpido, pero tengan en cuenta lo del pan.

A propósito de los cuarenta años de la llegada del hombre a la luna, Álvaro Uribe dijo en una revista que no la había visto en directo porque estaba montando a caballo. Inspirado –y aspirado- como estaba, imaginé que, de ser una caricatura, nuestro presidente sería Homero Simpson.

Hay un capítulo de Los Simpson donde el viejo Abraham mira con lágrimas el evento  mientras el pequeño Homero, con audífonos y de espaldas a la tele, prefiere cantar Yummi Yummi que ser testigo de la historia.
 
Uno puede pasar de lo que sea en esta vida si su máxima aspiración es tener esposa, tres hijos y una casa en la avenida Siempreviva de Springfield. Otras deben ser las prioridades si la meta es vivir doce años en la Casa de Nariño.
 
¿No sería más rentable para la gente de Fox que Álvaro fuera una indefensa caricatura, y mejor para los colombianos tener a Homero de presidente?

Yummi, yummi, yummi, te lo voy a decir.


PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.