Al morir en 1967, Rene Magritte nunca debió imaginar la influencia que su obra alcanzaría a tener en la publicidad y la comunicación de nuestros días. Nacido en Lessines, pequeña población de Bélgica finales del siglo pasado, siempre profesó su simpleza en la vida como en el arte. Aunque trabajo bajo la temática del absurdo, Magritte empleo una técnica minuciosamente realista, casi fotográfica para darle apariencia real a su fusión constante entre lo racional y lo irracional, logrando hacer confusa la frontera existente entre estos dos ámbitos.

En el Museo Moderno de Bellas Artes de Bruselas, se encuentra la galería Georgette, nombre de la mujer que lo acompañó a lo largo de su existencia hasta morir.
Allí existe su más maravillosa colección y entre sus obras un trabajo que sin duda ha inspirado a grandes marcas de televisores para crear su comunicación y su publicidad en el mundo.

Me refiero al concepto del cuadro dentro del cuadro.
En la pintura "La condición humana" se observa un lienzo puesto delante de una ventana y sobre él se pinta exactamente el paisaje que oculta. De esta manera el paisaje verdadero está reemplazado por la perfección de la imagen pintada en el lienzo. ¿Cuál de las dos imágenes es más real?  O más bien podemos hablar de una confusión o mezcla de realidades. Es como si la realidad se desbordara por el cuadro.

Hoy las grandes marcas globales como Samsung, LG y Sony han venido inspirándose con esta idea. Una doble faceta de la realidad, tanto la de la pantalla como la de su contexto exterior.
Ahora la imagen de las pantallas es tan perfecta y fiel que se confunde con la realidad convirtiéndose literalmente en ella.

Magritte fue sin duda un genio adelantado a su tiempo. Para mí un maestro de los conceptos. Sus obras están llenos de ellos, inspiradores, relevantes y muy humanos, como la vida misma, la nutridora más importante de nuestra industria del mercadeo y la publicidad.
Jco

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.