Trabajar en publicidad y mercadeo es trabajar en un negocio de ideas.
Ideas que constantemente buscan ser atractivas y diferenciadoras.
Tal vez como aquellos legendarios  personajes que encarnan en sus
vidas el carisma y la innovación de sus propias marcas. Como Steve
Jobs, genio detrás del éxito de Apple y Richard Branson, el motor
ideológico detrás de Virgin.

 Compañías mito en el desarrollo de su imagen, su diseño y su
personalidad y ellos leyendas vivientes de la industria. Grandes
representantes del mundo de la evolución, quienes hoy inspiran a más
de una generación por el impacto que han generado en la vida de las
personas.

Cómo pensar en el comportamiento actual sin lo que significa un Mac,
o el ipod o el iphone.

Cómo pensar que hace un tiempo estaba trabajando una campana para
Disney, marca icónica, cuyas oficinas centrales se encuentran en
California cerca de Los Ángeles. Disney hoy está asociada con una
compañía de producción, Pixar studios, también fundada por Steve
Jobs.

Allá pues llegamos para presentar un desarrollo creativo para los
parques de diversión que pudiera aplicarse en todas sus sedes en
Estados Unidos, China, Japón y Francia.

Al ingresar a Disney, nos ubicaron en una sala de juntas. Allá
esperamos hasta que el equipo del cliente llegó para conocer la idea.

Empezamos a presentar los caminos, cuando al final entro
sorpresivamente Steve Jobs a la sala. Quería ver el resumen de la
idea. Era el mismo Steve Jobs. Mi héroe del marketing .No lo podía creer.

Sentí lo que puede sentir un niño al ver por primera vez a Mickey
Mouse. Quedé paralizado. Lo vi, y no sabía si comenzar a mostrarle
la idea o más bien aprovechar y pedirle un autógrafo.
Tristemente opté por la primera y hoy me quedé sin su firma.

Al terminar, agradeció   y salió del salón.

 Siempre trabajo pensando en sorprender, pero esta vez yo fui el
sorprendido.

Aprendí que los héroes no son platónicos y que a veces son de carne y
hueso.

Think different.

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.