Stacy Ann Ferguson bien podría ser la típica California girl de cuerpo voluptuoso, bronceado uniforme y cabello oxigenado pero, para fortuna nuestra, ella decidió conservarse tal cual es. Nacida hace 32 años en Hacienda Heights, California, Fergie empezó actuando en un seriado infantil y posteriormente prestando su voz para darle vida a Sally Brown, en algunos capítulos de la serie animada de Snoopy. Durante los años ochenta y noventa actuó en varias comedias de terror baratas, casi al mismo tiempo en el que lanzó dos álbumes con su primera banda, Wild Orchids, la cual abandonó en 2003 para convertirse en la nueva vocalista de Black Eyed Peas. En ese año se volvió adicta a drogas como el éxtasis y las anfetaminas, de las cuales dijo en una célebre entrevista, cuando pudo superar su adicción, que "había sido el novio más difícil de terminarle". También alguna vez se orinó en pleno concierto, tras haberse tomado unos tragos, y luego aceptó públicamente tener sexo con hombres y mujeres por igual desde los 18 años. Hace poco actuó en Grindhouse, de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, y alterna la música entre los Black Eyed Peas y su carrera como solista, con la que tuvo un gran éxito con su primer álbum, The Dutchess. Ahora, lejos de las polémicas, Fergie decidió ser la imagen oficial de una línea de los cosméticos Mac, lanzada exclusivamente a nivel mundial con el único fin de recaudar fondos en cada país para fundaciones que ayuden a los enfermos de sida, razón suficiente para seguir siendo adictos a ella.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.