En épocas donde las estrellas de cine brillan más por sus escándalos que por sus logros, es raro encontrar mujeres que no sufran de lo primero y que se destaquen por lo segundo. Este es el caso de Keira, una mujer que nació hace 23 años en Teddington, Inglaterra, y que siempre supo a qué vino al mundo. Y la tenía tan clara que sus padres —una dramaturga y un actor profesional— la tuvieron que atajar a la tierna edad de tres años cuando se le ocurrió pedir por primera vez un representante que manejara su carrera artística. Tres años después esta determinación le sirvió para conseguir papeles secundarios en obras de teatro locales hasta que en 1999 apareció en el primer episodio de La Guerra de las galaxias. Pero fue la comedia Bend It Like Beckham la que la lanzó al estrellato, y con sus actuaciones en la saga de Pirates of the Caribbean se convirtió en una it girl (la típica adolescente que recibe un intenso cubrimiento mediático desproporcionado a sus logros). La consolidación llegaría en el 2005 con Pride and Prejudice, con la que recibió sendas nominaciones a un Oscar y un Globo de Oro. También fue declarada "la mujer más sexy del mundo del 2006" por la revista FHM. Es tal su belleza que ha motivado a que le compongan canciones ( Star of the Silver Screen de los Endrick Brothers) y su sentido de caridad ha permitido que subastaran un vestido de gala por 4.300 libras esterlinas. Mientras tanto Keira, quien es disléxica y se declara workaholic, espera a que se lance su última película . Y lo hace en su pub británico favorito, donde suele ir cuando juega su equipo, el West Ham United. Sí, así es; la mujer perfecta existe, le encanta el fútbol y se llama Keira Christina Knightley.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.