Los libros a los que nos tiene acostumbrado Villegas Editores son un objeto precioso. En medio de pantallas de plasma, fotos repletas de pixeles, hipertextos y demás elementos que hablan de la apabullante explosión digital, es un gusto para el alma encontrarse con un libro encuadernado a mano, cosido hoja por hoja, con fotos a las que se les nota el sabor del negativo y el revelado, acompañadas de valiosos textos que las contextualizan, y con un tiraje digno respaldado por empresas como Seguros Bolívar o Davivienda. Para no olvidarse de lo agradable que es tener contacto con el papel y no solo con una pantalla, es obligatorio tener libros como el que explica por qué Beatriz González es fundamental para entender el arte colombiano, o el que recoge las más esplendorosas casas de recreo de Colombia. Solo dos de los recientes lanzamientos en gran formato de esta editorial.
Villegas editores

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.