En Venezuela llaman 11-A a los acontecimientos del 11 de abril de 2002. Ese día, el mundo supo del supuesto golpe de Estado que sacaba del poder al presidente Hugo Chávez. Muchos en Latinoamérica se lamentaron, y otros tantos se relamieron ante la salida de un vecino considerado incómodo. Pero pocas horas después, Chávez regresó al Palacio de Miraflores, en una suerte de versión recargada. Humberto de la Calle era embajador de Colombia ante la OEA justamente en esos días. Desde esa posición fue un testigo excepcional de una crisis sin precedentes. En este excelente libro, hecho a la manera de un cuaderno de bitácora, De la Calle responde a preguntas todavía irresueltas, entre ellas si Chávez, presionado por la oposición, habría decidido renunciar por las buenas, y quiénes estuvieron tras bambalinas en esos hechos. Un libro sobre un personaje que no deja de estar en boca de todos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.