Tala Restrepo llegó al modelaje sin quererlo. Cuando cumplió 15 años le pidió de regalo a su madre un estudio fotográfico, pero más por tradición que por otra cosa. Así la conoció el fotógrafo Pablo Ramírez, de INforma Models, y así nació para Colombia una nueva figura de las pasarelas. Y es que pasar 14 años modelando, viajando permanentemente dentro y fuera del país y siendo la imagen de diversas campañas no es cualquier cosa. Ella, con su estilo latino, sexy y lleno de clase ha desfilado en Nueva York y Milán, con diseñadores de la talla de Oscar de la Renta y Silvia Tcherassi, a quien acompañó en su debut en la capital de la moda italiana. Y a pesar de toda la demanda que ella ha tenido como modelo, le ha alcanzado el tiempo para dedicarle a su negocio particular: el almacén de muebles y objetos de decoración Romanza, en el centro comercial El Tesoro de Medellín, donde pasa la mayor parte del tiempo asesorando a sus clientes.


Con todo esto, cabría preguntar cómo ha hecho Tala para mantenerse en la cima. La respuesta es apenas consecuente: respetando mucho su profesión con detalles como ser muy cumplida, estar siempre disponible, no siendo exigente con quienes la contratan y no llegar trasnochada o insolada a ninguna sesión. Por lo demás, lleva una vida muy normal, lejos de los escándalos y las extravagancias: le gustan las fincas y el mar, trata de pasar en familia y con amigos el mayor tiempo posible, rumbea lo necesario y no es vanidosa (come de todo, el gimnasio no es una rutina rígida en su caso y es enemiga de la anorexia y la bulimia). Le gusta llevar los hombros desnudos y su relación con su futuro esposo es casi tan buena como la que lleva con los medios. Por algo sale perfecta en estas fotos: ella ama las cámaras y, por supuesto, las cámaras la aman a ella.

Vea el detrás de cámara

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado