¿Cómo llegó a SoHo?

Llegué en 2006, justo después de haber filmado la novela Sin tetas no hay paraíso.

Lea también: Mi vida después de SoHo por: Elizabeth Loaiza

¿Qué recuerda de las sesiones de fotos?

Las hicimos en Cartagena. Pizarro tomó las fotos en la playa del hotel Hilton, y luego hicimos otra sesión allá mismo, porque fue una doble portada.

La primera cuando tenía prótesis y la segunda luego de quitárselas. ¿Con cuál se sintió más cómoda?

La segunda fue difícil. Tenía cicatriz porque estaba recién operada y la cirugía había quedado mal, entonces hubo bastante incomodidad. Estaba muy delicada, ya llevaba tres meses y nada que me recuperaba. Pero si hablamos del tamaño, obviamente me siento mejor con las tetas pequeñas. Mejor pequeñas que grandes.

¿Es verdad que cuando posó para la primera sesión de fotos había mucha gente viéndola?

Sí, tuvieron que poner una cinta amarilla como a cuatro metros de donde estábamos para que la gente no se metiera. Recuerdo que yo me tapaba las tetas con el pelo porque me daba pena. La gente me gritaba cosas, pero yo no alcanzaba a escuchar nada.

¿Qué dijo su familia cuando vio las fotos?

Ellos lo vieron bien, con naturalidad. En realidad no les preocuparon tanto las fotos sino mi estado de salud al saber que me hicieron una mala práctica.

¿Y su novio?

No tenía, por esa época estaba soltera. Ahora ya estoy en una relación.

¿Qué pasó finalmente con su salud? ¿Se recuperó bien?

Sí, pero duré un año mal; no podía hacer ejercicio ni esforzarme porque se me soltaban los puntos. Fue un lío hacer que la costura sellara.

¿Cómo le ayudó a su carrera salir en SoHo?

Creo que mucho: SoHo es una gran revista, con mucha audiencia, y aquí en Colombia me sirvió un montón.

¿Volvería a posar para SoHo?

Sí, claro… ¡Pero con brasier y calzones!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.