Muchos se acuerdan de ella como la hippie caleña en La sucursal del cielo o como la mujer divina en Merlina, sin embargo, Valentina Acosta quiere explorar su lado más oscuro y atrevido. Por eso, se arriesgó a posar más sexy que nunca.

Nació en Cali pero hizo su bachillerato en el Femenino, uno de los colegios de niñas más tradicionales de Bogotá, y quiso el destino que ella fuera una de las actrices más atractivas del país. Por eso celebramos —por tercera vez— una portada de ella en SoHo. 
Con tan solo 15 años inició su carrera como la presentadora de Los ángeles de La Mega. Luego, mientras seguía estudiando en el colegio, estuvo en varias telenovelas como Francisco el matemático. Pero solo fue hasta que viajó a Madrid y estudió en el Teatro Juan Carlos Corazza que decidió que su pasión era la actuación. Actualmente, es la protagonista de A mano limpia, una serie de la que se siente orgullosa porque le está llegando a la juventud con su contenido social.
Le encanta trotar pero últimamente no ha tenido mucho tiempo de hacer ejercicio y, a juzgar por estas fotos, tampoco lo necesita. A lo único que le saca tiempo es a subir la montaña que queda al lado de su apartamento. El cual, cuenta la gente que ha tenido la fortuna de visitarlo, tiene una de las mejores vistas de Bogotá. Es una fanática de la jardinería, su casa siempre está llena de plantas y, solo para que lo sepa, su flor favorita es el lirio.
Como graba prácticamente todos los días casi no se va de fiesta. Prefiere la rumba casera con un buen vino y la música que ella quiera. Sin embargo, de vez en cuando su sangre caleña le pica y sale en búsqueda de una buena bailada. Dice que la última vez que fue a Cali estuvo en los mejores grilles underground de la ciudad, donde solo ponen la mejor salsa y se goza toda la noche.
Tome un respiro para ser testigo de la versión más erótica de Valentina. Disfrútelo y, si es capaz, agradézcaselo con un lirio. 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado