Para ver el video detrás de cámara de esta sesión de fotos debe tener a la mano la edición 116 de la Revista SoHo, tener una webcam y apuntar el ícono que aparece en la página 254 junto a la modelo a la cámara web de su computador en este link.

Haga click acá para entrar y ver detalladamente las instrucciones.

Si su memoria es buena, recordará que Jéssica salió en SoHo un par de años atrás en la sección Modelo no modelo y, si es excepcional, sabrá que en dicha ocasión las fotos fueron hechas también por Raúl Higuera, aunque no le pedimos tanto. Caleña, 24 años, diseñadora de modas, tiene su propia marca de vestidos de baño y accesorios tipo pareos, bolsos y sandalias. Tiene dos perros y un novio —no se sabe a cuál de los tres quiere más— y la vida le cambió desde que hace yoga.

 De las fotos que hizo para esta edición especial de viajes recuerda especialmente la de la hacienda El Paraíso, en el municipio de Cerrito, y la del Gato del río Cali. La primera, por ser el lugar donde se desarrolla la historia de amor de María, la novela de Jorge Isaacs; la segunda, porque el Gato, obra del artista Hernando Tejada y ubicado en la margen izquierda del río Cali con la Avenida 4.ª norte, es sitio obligado para quienes visitan la capital del departamento. En la foto se ve fácil, pero para Jéssica no fue sencillo subirse a la escultura de 3,5 metros de alto.  

Pero si de treparse a algo se trata, Jéssica subió hasta el Cerro de los Cristales, en las afueras de Cali, para posar junto a uno de los símbolos de la ciudad, el Cristo Rey. Hecho para conmemorar los 50 años del final de la Guerra de los Mil Días, es creación del escultor italiano Alideo Tazzioli y tiene 26 metros de alto, apenas cuatro menos que el Corcovado de Río de Janeiro. 

Pero el Valle es más que haciendas y esculturas. La iglesia de La Ermita es una de las construcciones más reconocidas del departamento. La original, una pequeña capilla, se vino abajo en el terremoto de 1787, y en su lugar se erigió a mediados del siglo pasado la construcción gótica inspirada en la catedral de Colonia. La Ermita no está en ninguna ciudad alemana, sino en la carrera 1 con calle 1, en Cali.

 El Valle es también salsa y caña, y era imposible que Jéssica no posara en una de las discotecas más conocidas de Juanchito, Chango, donde mes a mes se presentan leyendas de la salsa tipo Los Van Van de Cuba y Andy Montañez, y en un imponente cañaduzal, postal que se puede encontrar en cualquier rincón del departamento.

 Imposible no querer ir al Valle del Cauca después de ver estas fotos de Jéssica , que muere por el sancocho de su región y no encuentra un lugar mejor para estar que el kilómetro 18 de la vía al mar, donde la temperatura baja y los viajeros se detienen para tomar chocolate caliente y comer arepa. Imposible que no se nos haga agua la boca.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.