"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Mi pecado, mi alma. Lo-li-ta: la punta de la lengua se desplaza en tres etapas bajo el paladar para apoyarse, en la tercera, en los dientes. Lo-Li-Ta". Así describe Vladimir Nabokov la perdición del culto
y tembloroso profesor Humbert Humbert. Linda Salamanca cumple con todas las exigencias de una Lo-li-ta. Tiene nombre de pequeña Lola, es simple y precisa en sus gustos (ama la lasaña y el flan de vainilla), amorosa (tiene cinco mascotas: una gata que se llama Michi; dos hamsters, Sebastián y Linda; Lulú, una
perrita french poodle y Charol, un golden retriever) y es entre ingenua y soñadora (quiere tener una agencia de modelos).
Linda, una nínfula muy trabajadora que empezó a modelar a los cinco años con Stock models y hoy pertenece a La Agencia. Que todavía suele tener las rodillas raspadas por cuenta del patinaje y lo más importante: apenas va a cumplir 16 años. Este mes se los celebraremos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado