Marylis Silva nació en Rumania y, léalo bien, habla español, inglés, francés, italiano y rumano. Actualmente combina sus estudios de noveno semestre de Ciencia Política en la Javeriana, con su trabajo como modelo de La Agencia. A sus veintiséis años, la fiesta y el trasnocho poco le importan. Ella prefiere una buena comida y la tranquilidad de una conversación acompañada de un Dirty Martini. Pero un trabajo extra nunca sobra y por eso ha trabajado como hostess del bar Sirocco en Bogotá. Seguramente si usted se ha pegado una pasadita por allá, le debió echar el ojo. Y si no ha ido, seguro que ya tiene un buen pretexto para hacerlo. Su función: darle la bienvenida, acompañarlo hasta su mesa y dejarlo listo para la rumba. Pero le advertimos algo: si usted es de los que le echan los perros y le pide el teléfono siempre a la niña linda que lo atiende en un sitio, con Marylis perdió el año. Está acostumbrada a lidiar con esas situaciones, nunca ha salido con un cliente del bar y tiene muy en claro que ella pone los límites con su personalidad seria y reservada. A eso súmele que tiene novio. Nada que hacer, solo sea amable con ella y gócese su rumba o, mejor, disfrute las fotos que se tomó para SoHo.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado