A María Teresa Mora —o Mate, como prefiere que le digan— nunca le sonó el cuento de ser modelo. De hecho, reconoce que cuando empezó su carrera tenía fama de antipática. “No me gustaba, no saludaba a nadie, era una niñita y vivía haciendo mala cara —dice—. Pero he cambiado y ahora siempre pelo diente, hasta que me pongo brava”.

Caleña de 25 años, empezó a modelar hace seis, después de rechazar más de una oferta. Mate no solo ha trabajado con los diseñadores más importantes de Colombia, sino que ha pasado por pasarelas de varios países asiáticos, como Singapur, Japón y Tailandia. Y aunque se ha convertido en una de las modelos más reconocidas del país, dice que solo le queda un año en ese mundo, pues no quiere competir con las niñas de 16 años que empiezan a destacarse. Por eso asegura que pronto dejará las sesiones fotográficas para dedicarse de lleno al diseño de modas, su profesión. Así que aproveche y disfrute de Mate en toda su expresión, antes de que sea demasiado tarde.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.