El 23 de marzo de 2009 Natalia Botero, 24 años, y modelo de profesión, estaba de vacaciones en San Andrés, viajaba a más de 100 kilómetros en un bus de turismo, cuando este chocó contra un poste. Fue trasladada al hospital de San Andrés donde un médico le dijo: "Tienes una herida en la frente, el codo luxado y creo que te fracturaste la cadera, y de una vez te digo que aquí no tenemos radiografías, ni cirujano, ni ortopedista, así que hay que remitirte a Bogotá". Con terribles dolores nunca perdió la conciencia, 34 horas después fue remitida a la Fundación Santa Fe, en donde un examen confirmó una triple fractura de cadera en tres partes, que comprimió el nervio ciático y la arteria femoral lesionada. Natalia enfrentaba la posibilidad de perder la vida si no era amputada, pues su pierna derecha podría gangrenarse. Una extremidad no soporta sin sangre más de seis horas a menos que se refrigere a 4 ºC. Ocho especialistas en total participaron en una cirugía de más de seis horas, en la que su pierna y su cadera fueron lo prioritario. A partir de ahí, en cuidados intensivos un ángel de la guarda hizo el milagro. Dos días después, con anestesia local extraje de la frente pedazos de pintura, granos de arena y tierra, retiré tejido muerto y lo reconstruí; la cicatriz es prácticamente invisible a pesar de atravesar la frente. Sabía que podía hacer lo mejor por ella, así que operé la nariz dos meses después. Encontré pedazos de cartílago y hueso desordenados e incompletos, confeccioné la estructura faltante con cartílago del tabique, reconstruí la punta nasal y finalicé reacomodando la piel, de manera que si algo terrible había sucedido jamás volvería a notarse. Mi formación integral como cirujano plástico, estético y reconstructivo, mi subespecialización en Francia y mi experiencia me permiten enfrentarme a casos difíciles y dramáticos como este, y obtener los mejores resultados. Hoy Natalia sigue su carrera de modelo, su vida retomó la alegría y yo me siento cada vez más orgulloso de haberla ayudado.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.