Los hongos le cambiaron tanto la vida a Natalia Castro que por ellos hasta adoptó un sonoro nombre artístico, aunque lo correcto sería decir ‘honguístico’, para comercializarlos. La mayoría de los clientes que tiene la conocen como Natasha C. Zetas, en alusión a las setas —como se conocen todas las especies de hongos que tienen forma de sombrilla— pero con z por el Zúñiga, su segundo apellido. Hace dos años, esta bogotana diseñadora de moda decidió irse a vivir con su novio en una finca ubicada en el municipio de Sesquilé, a 40 minutos de la capital del país. En medio del paisaje montañoso comenzó a pensar qué podían hacer ahí. Lo primero que se le ocurrió fue sembrar champiñones, pero las condiciones del terreno no permitían hacerlo. Sí eran favorables, en cambio, para otro tipo de hongos: los shiitake, provenientes de Asia y famosos por sus propiedades alimenticias y medicinales. Natalia se asoció con un experto en estos, Alejandro Rivera, y con su novio, Alfredo Sánchez, para producirlos y comercializarlos por medio de la empresa Shiitake Mushroom Company.

“Uno le habla de hongos a la gente en Colombia y todos piensan en Villa de Leyva y en alucinógenos, pero el mundo de los hongos es muy amplio. Mi objetivo es dar a conocer el shiitake, lograr que las personas pierdan el miedo a comerlo y lo incluyan en la canasta familiar. Es un gran alimento y tiene propiedades medicinales, además el que nosotros cultivamos es totalmente orgánico. Acepté hacer las fotos desnuda porque quiero promocionar este hongo maravilloso”, dice la diseñadora, de 26 años. El shiitake lo siembran en un sustrato de salvado de trigo y aserrín, lo tienen un tiempo en la oscuridad y lo cosechan al cabo de siete meses. Con su novio, cuando tienen mucha producción, se van los fines de semana a Usaquén y se lo dan a probar a la gente. Ella es una experta en cocinarlo de diferentes maneras: “En ceviche es como más me gusta, pero lo he hecho como carpaccio, apanado, en sopas, cremas y lasañas”. Este año, Natalia y sus socios tienen varios proyectos alrededor del shiitake: van a venderlo deshidratado y con los tallos están haciendo carnitake, un producto con una textura parecida a la de la carne. También planean abrir un restaurante campestre de setas y ella quiere hacer una línea de ropa inspirada en el hongo que le cambió la vida y del que se volvió abanderada. Como ve, una experta en el tema que, además, tiene belleza de sobra. Por eso es nuestra invitada como modelo no modelo de este mes. Las razones saltan a la vista.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado