Que Paola haya llegado a la presentación no es casualidad, a pesar de que lo suyo sea el diseño industrial y lo haya ejercido profesionalmente. Desde mucho antes de haberse graduado de la Universidad Icesi de Cali —sí, es caleña—, trabajaba como modelo y presentaba un programa de moda en Telepacífico. Le fue tan bien que, tiempo después, decidió irse a Bogotá (ahí administró el primer almacén de Johanna Ortiz) y posteriormente a Ciudad de México, donde siguió modelando hasta que le empezó a hacer falta Colombia. Fue entonces cuando decidió regresar para convertirse en presentadora de televisión, función que realiza en la sección de farándula del Canal Caracol y que le ha permitido mostrarse como la mujer completa que es: le gusta leer, le encanta cocinar, se muere por las buenas rumbas y los buenos tragos. Por eso, si usted la llega a ver por casualidad en alguna discoteca tomándose un lychee martini, le damos unos consejos para que llame su atención: mírela fijamente a los ojos y sáquela a bailar salsa. Si usted da la talla "azotando baldosa", habrá ganado puntos. Y si quiere seguir sumando más, lo mejor es que usted huela muy bien. A Paola la enamoran por medio de su olfato, que está muy bien afinado. Por eso le encantan los perfumes. Ahora disfrútela en estas fotos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.