Patricia es odontóloga y se ha casado tres veces. La primera enviudó, la segunda no funcionó y en la tercera se unió a un odontólogo que no vive en Colombia, sino en Los Ángeles. Este tipo de mujer no se encuentra tan fácil. Ella cree que no se necesita mucho tiempo para conocer a otra persona. Las cosas funcionan o no, dice con determinación. La misma determinación que se puede ver en su cuerpo de 43 años, gracias apenas en una mínima parte al gimnasio, pues va esporádicamente, cuando le queda tiempo. Entre viaje y viaje para reunirse con su esposo, Patricia recibe a sus pacientes por las tardes en su consultorio, porque no es muy buena madrugando. Y después de una de esas tardes, uno de sus pacientes (en nombre de otros pacientes) no se resistió y decidió proponerla como modelo no modelo de SoHo. La llamamos, la vimos y, claro, el paciente tenía razón. Nació en Villavicencio pero creció en Armenia, donde pasó toda su adolescencia. Todavía la delata un acentico paisa que lo llevaría a uno a romperse un diente, con tal de que ella lo curara. Tiene una hija de 23 años que vive en Sudáfrica, y que está feliz con las fotos. Tal vez está siguiendo los pasos de su mamá, que estudió su pregrado en Bogotá y después salió a la Universidad de Nueva York a especializarse en estética y rehabilitación oral, y, en Argentina, implantología. Cuando ella quiere plan relajado, se va para Providencia a bucear. Pero lo que más hace Patricia es salir a comer porque, según ella, nunca hace mercado y mucho menos cocina. ¿Usted es de los que saben hacer algo más que café?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.