Los autorretratos de Lisa Palomino

Por SoHo han pasado las mujeres más espectaculares de Colombia. Pero usted seguramente no había visto algo así: unas fotos en las que la modelo es la misma fotógrafa. Sin más preámbulos, lo dejamos con Lisa Palomino, una artista bogotana tan talentosa detrás de una cámara como delante de ella.


¿Cómo terminó metida en la fotografía?

Siempre quise ser artista: desde niña estuve influenciada por ese mundo, en gran parte por la familia de mi mamá: mi tío fue un pintor conocido, Carlos Granada, y algunos de mis primos son artistas y directores de fotografía. Primero intenté pintar, pero me generó una gran frustración. Yo estudiaba Derecho, ya iba en sexto semestre, y seguía en mi búsqueda artística. Un día, reunida con amigos, experimenté tomar unas fotos y quedé enamorada de la fotografía. El resto es historia.

Lea también: Mi vida después de SoHo por: Elizabeth Loaiza

¿Cómo le fue con estos autorretratos?

Fue una experiencia increíble: estar frente a la cámara me permitió entender la belleza, la naturalidad y la fuerza del cuerpo femenino cuando va más allá de una pose. No fue fácil estar frente a la cámara y al mismo tiempo controlar la luz y todo lo que normalmente manejo, pero al final me gustó mucho el resultado.

¿Había hecho algo parecido?

En modelaje, algunas veces tuve que hacer desnudos, pero nunca había hecho autorretratos. Estas fotos me parecieron una gran experiencia, muy diferente de lo que se plantea ahora con la famosa selfie. Esto fue algo nuevo y retador.

¿Cómo ve los desnudos en la fotografía?, ¿tienen los días contados?

Hay cosas que siempre perduran, como los desnudos, pero dependen de varios elementos como el contenido, el contexto en el que se presentan y el receptor.

¿En qué proyectos está enfocada actualmente?

Estoy trabajando en varios proyectos de tipo comercial, pero también continúo dedicándole tiempo a una obra que empecé este año y que tiene que ver con una serie de fotos en las que integro la moda, la alquimia y el tarot.

Recomiéndenos alguno de sus trabajos…

Mi última obra personal, titulada La posibilidad de ser móvil. Son cinco fotos de gran formato y un video. Reflejan una muy buena percepción del cuerpo, que es un lugar de infinitos devenires. En esta obra pude combinar de forma ideal la plástica, la luz y la moda, que para mí tiene un significado social profundo y un poder que va más allá de lo estético.

¿Qué es más difícil: estar al frente de una cámara o detrás de ella?

Es más difícil posar.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.