Clásicos que, si uno les cree a los compiladores, suenan en los cafés italianos de Roma, Venecia y Milán. Canciones eternas de Buscaglione, Cetra, Capossela, Testa y todos sus amigos. Un acierto innegable del sello Putumayo para que no olvidemos que había cafés antes del lounge. Nostalgia en su punto. (Putumayo).

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.