La Downs no necesita presentación (como en la célebre frase de cajón)… pero solo iniciados y conocedores conocían en Colombia a esta mexigringa antes de su concierto en el Festival Iberoamericano de Teatro. En este, uno de los pocos discos suyos que se consiguen en Colombia, ambienta lo que mejor sabemos hacer todos: beber. Canta y declama entre copa y copa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.