El buen ladrón

Bergoglio le roba a un muerto

que velaba, el crucifijo;

y dicen que lo bendijo

el difunto boquiabierto.

El papa cuenta el entuerto,

con su gesto socarrón,

y convierte en bendición

lo que es desliz para el bobo,

pues en virtud de aquel robo

el papa es el buen ladrón.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.