Esta fotografía es una de las más bonitas de toda la producción. Fue muy bien lograda pues no se me ven los ojos, el pelo apenas pasa sobre mi cara y se ve mi boca, roja, muy linda. Cada vez que veo la foto, confirmo lo vanidosa que soy. Mi boca es una de las partes de mi cuerpo que más me gusta. Ya les he dicho que muchos clientes intentaban besarme y yo pocas veces accedí. Tienen razón los que dicen que parece pura escena de la película Mujer bonita, pero es así. Es real. Yo que soy una puta de carne y hueso les puedo decir que es verdad: preferimos hacer sexo oral, una buena mamada, a darle un beso a un extraño. Contrario a lo que pasa “por fuera de este mundo”, para una puta es más íntimo un beso que un polvo. No es cuestión de película, es la realidad. Allá ustedes si creen o no en lo que les digo. Ya ven, entre cosa y cosa les sigo escribiendo. Me encanta que comenten, no dejen de hacerlo, sigo leyendo todo lo que dicen y escriben, siempre serán mi compañía, hasta que deje mi última línea de este blog.

Un beso,

Andrea.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado