Y creo que él también porque me invitó el próximo fin de semana a otro viaje, vamos a ver qué pasa y si es verdad. Pero veo que están esperando con mucha ansiedad mis comentarios sobre tips para ser mejores polvos. Me siento un poco rara dando consejos porque, por más que lo pienso, todo se resume en que lo ideal es ser abiertos, no tener prejuicios y hablar abiertamente con su pareja. Ya había hablado de esto en un blog anterior: si a los hombres les gusta que se los chupen, pues díganlo; estoy segura de que muchos no son capaces de decirle a su esposa que se los mamen a diestra y siniestra y eso incluye detalles, decir que les gusta que les hagan la paja rápido o lento y que después ellas pasen su lengua a lo largo y luego por la punta y después sí se lo metan todo a la boca. La clave es hablar. Si les gusta poner en cuatro a su mujer, háganlo; y si les gusta chuparle la cuca, háganlo.

Cada mujer es diferente, así que no puedo generalizar con lo que pueden sentir TODAS, yo hablo por mí aunque el sexo, prioritariamente es un negocio para mí.

TIPS para que las mujeres complazcan a los hombres:

-Nunca sean pasivas. Si se limitan a esperar a que él tenga la iniciativa, se joden. Tienen que hacerle sentir a su pareja que quieren sexo también y esto debe ser a la hora y en el lugar que sea.

-Participen de juegos. Siéntanse putas con su pareja. Cuando estén en un restaurante vayan al baño, quítense la tanga y regresen con ella dentro de la cartera. Muéstresela a su pareja y dígale que se quedó sin nada debajo de la falda. Les aseguro que el pobre tendrá una erección tal, que apenas lleguen a sus casas querrán tirar como conejos.

-Las fantasías son para cumplirlas. Si él quiere una posición que nunca hayan hecho, háganlo, es así de sencillo.

-Todos tenemos algo de voyeristas o de exhibicionistas. Una noche abran la cortina mientras tiran, que el del edificio de enfrente, a lo mejor, una nunca sabe, pueda alcanzar a ver algo en medio de la penumbra. Seguramente no, pero es la sensación lo que vale. Pero el hecho de sentirse vista, aunque sea en la imaginación, excita, y a los hombres más.

-Aunque suena cursi, disfrazarse de enfermeras, de profesoras, etc, eso funciona de vez en cuando. El sexo no es solo para los sábados por la noche y en la cama de siempre. Eso incluye irse a un motel de vez en cuando aunque estén casados y tengan donde tirar. Salen el carro...

-No es simplemente por mi oficio, pero un día pueden llamar a una acompañante. La fantasía más común de los hombres es un trío y es mejor que lo hagan con ustedes a que lo hagan con otras mujeres. No necesariamente me han llamado por hacer el trío literalmente. A veces me piden que me masturbe y ellos terminan tirando, o yo tocándolos y ya. O yo viéndolos y ya.

-Si no les gusta chupárselo a su pareja, para eso están los condones de sabores. A los hombres les fascina una buena mamada, entonces empiecen por ahí.

-Una buena mamada incluye, de vez cuando, pasarle la lengua por las huevas. Eso los enloquece y, por qué no, también intenten meterles el dedo en el culo. A los hombres les gusta mucho eso aunque lo nieguen.

-Si se sienten frígidas o  sienten que les cuesta tener orgasmos, comiencen con masturbarse ustedes mismas. Si aún así no tienen un orgasmo, hay un problema. Pero lo principal sí es que una misma conozca y recorra su propio cuerpo. Después de eso es más fácil todo.

-Vean porno de vez cuando y díganle a su pareja que quiere hacer lo mismo que ahí ven. Ya les he dicho que todos los hombres llevan su actor porno frustrado por dentro. Que se quiten el condón cuando se vayan a venir y que se les vengan en las tetas o en el culo, eso los hace sentir más “hombres”.

TIPS para que los hombres complazcan a las mujeres:

-Venirse antes de que pasen cinco minutos, es un descaro. Nosotras las mujeres necesitamos tiempo. Dejen de pensar que tirar es meterlo y venirse. El sexo es mucho más que eso.

-Así como les gusta que las mujeres tengan ropa interior fina, de colores sensuales, y que huelan bien; yo les sugiero lo mismo: nada más despedidor que unos calzoncillos o unos bóxers feos y malolientes. Traten de pensar en eso, la ropa interior masculina también tiene su gracia.

-Yo no beso en la boca a los clientes (o muy pocas veces), pero ustedes con sus parejas sí deberían hacerlo mucho, antes de mandar las manos a las tetas o al culo que parece fuera lo único que les interesa. Tómense su tiempo, el cuerpo de la mujer es una belleza y como tal hay que disfrutarlo, besarlo, acariciarlo.

-Nosotras pensamos así aunque para ustedes les sea indiferente, pero todo esto ayuda: un buen vino, una cena romántica, una canción bonita antes de empezar todo. Ustedes piensan diferente, pero las mujeres valoramos eso.

-Es rico cambiar de posiciones y variar pero eso de polvos de una hora o más, mama. No hay que exagerar, los mejores placeres no tienen que ser eternos.

-Sepan chupar una vagina, primero humedézcanla bien con la lengua, de vez
en cuando metan un dedo, vuelvan a pasar la lengua, chupen los labios suavemente, vuelvan y metan uno o dos dedos. No es meter tres dedos y ya, como piensan muchos. El placer máximo es cuando me meten un dedo, el de la mitad, y una vez adentro lo doblan y luego lo extienden de nuevo, y vuelven y lo doblan. No es meterlo y sacarlo recto y rápido. Lo lento es más rico muchas veces.

-Me gusta sentir que estoy con un hombre-hombre. Que cuando me ponga en cuatro, me coja el culo fuerte, me pegue una que otra palmada en el culo. Que cuando me coja las tetas se note que lo goza. Nada más triste que un hombre que le da miedo tocarme o se pasa de suave.

-Chupen de vez en cuando los pies, es una de nuestra partes más sensibles.

Me cuentan si les sirven de algo! Besos!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado