El beso de Singapur, también conocido como pompoir (significa “chupadora”), no es un mito. Es una práctica sexual donde la mujer utiliza su vagina para estimular el pene del hombre, como si lo estuviera succionando.

Lea también: ¿Polvo de gallo? Consejos para dejar de serlo

Dicha práctica ha sido implementada desde la antigüedad y simplemente consiste en producir con la vagina un efecto semejante al de la boca durante el sexo oral.

Ellas deben utilizar los músculos vaginales para estimular la erección masculina, lo que desencadena orgasmos más intensos tanto para él como para ella.

via GIPHY

Artículos informativos aseguran que dicha técnica es sumamente difícil de ejecutar y requiere por lo general de una hora de entrenamiento diario por parte de la mujer. Pero en Colombia no es así. La mayoría de las mujeres lo experimentan de forma natural durante el clímax, incluso muchas lo logran sin necesidad de entrenamiento diario.

Lea también: ¿Cómo dar un beso negro muy placentero?

¿Qué siente el hombre con el beso de Singapur?

Estos son tres testimonios que encontré en mis redes sociales:

via GIPHY

“Es una sensación incomparable, la vagina de mi esposa es así. Me gusta mucho como empieza a succionarme el pene antes de llegar al orgasmo, es como si su vagina no quisiese que lo sacara”.

“Es una sensación extraña. La experimenté hace un par de años atrás con una morena chocoana. En su momento pensé que era una condición de las morenas, pero después de mantener relaciones sexuales con una costeña trigueña, supe que era una condición de cualquier mujer. Me encanta porque cuando eyaculo los movimientos musculares estimulan aún más mi glande y consigo orgasmos más duraderos”.

Lea también: A las mujeres les gusta que les hablen sucio en la cama

“Es como si le hicieran un masaje al pene, muy parecida a la experiencia que consigues al experimentar con los huevos Tenga. Estimula la punta del pene de forma extraordinaria. No todas las mujeres lo hacen naturalmente, pero sé que lo logran practicando. El sexo con este tipo de vaginas en verdad es adictivo”.

¿Cómo consigue una mujer realizar el beso de Singapur?

via GIPHY

Existen ejercicios que mantienen firme el suelo pélvico de la mujer, son los mismos que implementan los hombres para mantener erecciones más duraderas: Los ejercicios Kegel.

Pretenden ejercitar los músculos vaginales, esos mismos que se utilizan para soltar y retener la orina. La idea es que las mujeres aprendan a identificar esos músculos y los ejercite durante el coito. Con el tiempo, las mujeres lograran más firmeza en sus músculos, creando la sensación de una vagina más estrecha y presionando con más fuerza sobre el glande del pene durante el coito.

Derecho de autor: dariya2 / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.