Sobre todo, la diferencia con los demás hombres está en la forma de ver el sexo. Con un sexólogo, como mi esposo Óscar, el sexo es tan normal como cualquier otro tema, inclusive lo hemos tratado a nivel familiar explicándoles a nuestros hijos lo normal que es este tema sin pena, ni prohibiciones, ni mitos, ni asco o tapujos. Y de esta manera nos entregamos el uno al otro naturalmente, fortaleciendo cada vez más nuestra relación y, lo más importante, sin prácticas sexuales extremas.

Con Óscar he podido comprobar que en las demás relaciones es más difícil experimentar nuevas cosas. Ante todo, porque los dos siempre están prevenidos frente a lo que puede pensar el otro; si la mujer se expresa en sus relaciones sexuales, es que fue tremenda en su vida de soltera, y si es al contrario, el tipo fue mujeriego. Ser capaces de pensar que existe entrega, tal y como uno es, a veces es complejo. En el tema de la sexología, Óscar me ha enseñado a ser complaciente, paciente y, sobre todo, de mente abierta para expresar lo que quiero sin misterios. y cuando toca exigirle, saberlo hacer.

La sexología nos ha servido para ver el sexo como algo normal y cotidiano. Es por esto que podemos compartir con nuestros amigos y familiares de una manera más natural nuestras experiencias.

Cuando Óscar estaba haciendo el diplomado, todos los días llegaba con nuevas ideas que siempre practicábamos. Hoy, somos una pareja más segura, satisfecha y honesta. A decir verdad, nuestra vida sexual no ha cambiado mucho desde que Óscar se diplomó. Desde que nos casamos, hace once años, el sexo ha sido excelente, conocemos nuestros gustos, jugamos, correteamos y tenemos sexo pleno.

A veces usamos videos para conocer nuevas prácticas e iniciar la noche. Pero no solo no dan la talla sino que lo que observamos tiene morbo y carece de lo más importante que es el amor en pareja; Esto nos hace acordar de una anécdota, una noche mirando un video y tratando de imitarlo se fue la luz, y nosotros seguimos con lo nuestro, al punto de no hacernos falta y alcanzar una satisfacción total.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.