Empezaré diciendo que el semen tiene un sabor particular, no es delicioso, pero tampoco es asqueroso; a pesar de su alto contenido de fructosa, no es dulce, el semen sabe  amargo y en ocasiones agrio, además, le acompaña un ligero sabor metálico, sabor que según el urólogo William Fitzgerald se debe a su contenido de zinc. Muchas mujeres afirman que el sabor del semen varía de hombre a hombre y ¡claro! el sabor depende mucho de su salud y alimentación.

Las personas suelen pensar que el semen solo está compuesto por esperma, ¡se equivocan!, el semen está compuesto en un  90%  por fluido seminal, fluido que contiene azucares, proteínas, vitaminas, sales y minerales que hay en el cuerpo y que provienen de los alimentos que se ingieren.

¿Qué alimentos debe consumir?

La sexóloga Tara Livingston afirma que los alimentos que ayudan a mejorar el sabor y la calidad del semen son las frutas naturales, especialmente los arándanos, la papaya, el limón y la piña, aparte de contener muchos nutrientes y propiedades diuréticas, hacen que el semen se torne más dulce.  Otros alimentos que hacen un poco más dulce el semen son las especias; y si es de su agrado, podría comer cardamomo o canela.

¿Qué alimentos no debe consumir?

Los alimentos con sabores fuertes como el ajo y la cebolla, no son los ideales para mejorar el sabor del semen por su alto contenido de azufre. Los espárragos, el brócoli o la col, son excelentes alimentos para el cuerpo pues son ricos en fibra y otros nutrientes, pero contrario a lo que se podría pensar, no ayudan al sabor del semen ni tampoco a las personas que sufren de problemas estomacales; es por eso que se recomienda evitar el consumo de estos tres alimentos en los días que se pretenda tener relaciones sexuales.

¿Existen más alternativas que permitan mejorar el sabor del semen?

  • Existen personas que odian cambiar su dieta, pensando en ellos los sex shops ofrecen productos especializados en cambiarle el olor y el sabor al semen. Se trata de suplementos dietarios en píldoras, que al tomarse con cierta regularidad cambian el sabor y el olor del el mismo.
  • Es indispensable el consumo insaciable de agua y la práctica de algún tipo de deporte, al igual que la moderación en el consumo de grasas, de enlatados, de comidas procesadas y de alimentos cargados de sodio (embutidos), pues el consumo exagerado de sal aumenta la salinidad del semen.
  • Evita el consumo de drogas, alcohol y cigarrillo, ponen el semen agrio y con mal olor. La nicotina y sustancias de ciertas drogas (sin especificar cuáles) se depositan en el epidídimo y las vesículas seminales, afectando negativamente el sabor y el olor.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.