Con bastante frecuencia durante el sexo, mis parejas experimentan el orgasmo primero que yo. Y aunque no es malo, me siento incompleta. En especial, en esas situaciones donde él no se preocupa por mi orgasmo, sino que por el contrario, se acuesta a mi lado y dice gracias.

Lea también: A ellas les gusta que les hablen sucio en la cama

Muchas mujeres fingen sentir placer y orgasmos con sus parejas. Algunas lo hacen porque buscan proporcionarle más placer a su pareja o simplemente porque están aburridas y quieren terminar.

Errores en la cama los cometemos todos. Pero si tenemos un poco más de información, podemos empezar a evitar los más frecuentes. Conocer el cuerpo de una mujer es muy importante. Pero es más importante que un hombre controle el de él. Así empezar a complacer y satisfacer a sus parejas será mucho más fácil.

Para que una mujer logre un orgasmo necesita concentración, excitación, comodidad y seguridad; ingredientes que en su mayoría son proporcionados por su pareja. Sin embargo, uno de los puntos más importantes en el orgasmo femenino es el tiempo, tiempo que los hombres pueden lograr si retardan su eyaculación.

Lea también: Yo viví con una ninfómana 

Un hombre logra retardar la eyaculación cuando hay un equilibro entre los pensamientos y la sensibilidad. Existen estrategias y ejercicios para que un hombre puede realizar tanto en el momento de la relación sexual como en su masturbación.

via GIPHY

Ejercicios de Kegel

Para practicar este ejercicio lo primero que tiene que hacer es ubicar los músculos pubococcígeos (PC), la forma más fácil de localizarlos consiste en detener la micción repetidas veces (O sea detener la orina). Así sentirá los músculos situados entre el escroto y su ano también se contraerá. Esta contracción es producida por el músculo PC. El ejercicio se realiza por varias semanas:

Durante la primera semana ha de contraer/relajar el músculo 100 veces seguidas, tres veces al día.

Durante la segunda semana debe mantenerse contraído el músculo durante 5 segundos y relajado otros 5 (puede llevar una cuenta mental). Haga 20 repeticiones 3 veces al día.

Durante la tercera semana el músculo tiene que mantenerse contraído durante 10 segundos y relajado otros 10 (puede llevar una cuenta mental). Haga 20 repeticiones 3 veces al día.

A partir de la cuarta semana, ya debe de tener un músculo PC fuerte y tonificado. La idea a partir de ahora es no perder esa tonicidad. Por eso, debe practicar cualquiera de los ejercicios de las semanas anteriores, de forma variada y frecuente.

Lea también: Ellas hablan de las cosas que hacen a un tipo buen polvo

En este momento notará un mayor control sobre su eyaculación, demorándola cuando relaja el músculo PC, y facilitándola cuando lo contrae. Además de eso, la contracción del músculo PC proporciona una sensación de vigorosidad en el pene, incrementando en muchos casos la sensación de placer en sus parejas sexuales y en sí mismos.

Separe el orgasmo de la eyaculación

Para empezar la preparación debe aprender a diferenciar dos momentos claves: la inminencia (cosquilleo que anticipa que pronto vendrá la eyaculación) y la inevitabilidad (la sensación de que eyacular es algo imposible de frenar). Le recomiendo seguir estos ejercicios:

Recuéstese en su cama o busque una posición cómoda para masturbarse, busque algo que le excite.

Lea también: ¿Qué es el beso del payaso? ¿Cómo practicarlo?

Mastúrbese. Hágalo con las dos manos al tiempo, será más fácil de controlar para usted en el acto sexual.

Detenga la masturbación antes de llegar. Presione firmemente el perineo (zona entre los testículos y el ano), respire profundo y vuelve a continuar.

Seguramente las primeras veces no podrá detenerse antes de eyacular.

Estrategias

Tenga sexo con intensidad lenta, le ayudara a controlar e interpretar mejor sus sensaciones.

Interrumpa la sensación de eyacular, frenando el movimiento, haciéndolo más lento o simplemente retirando el pene de la vagina por algunos segundos.

Respire profundo y pausadamente. Es la forma más sencilla de relajar el cuerpo.

Disfrute de los orgasmos. Cuando se detenga y vuelva a empezar, sus testículos se hincharán y vibrarán, resultando en un orgasmo.

Lea también: Manuel para morder en el sexo

Debe aprender a mantenerse relajado y controlar su mente.

via GIPHY

¿Qué hacer al momento de la penetración?

Concéntrese en darle la mayor satisfacción posible a su pareja a través de juegos y estímulos, recuerde también que a veces el clímax es muy difícil de controlar. No se angustie e intente la próxima vez sin presiones.

La siguiente es una lista de consejos que para retardar la eyaculación en el acto sexual:

Cree un equilibrio entre la duración de los juegos previos y la del coito. Cuando el jugueteo dura demasiado e implica un exceso de estímulos es probable que llegue al orgasmo mucho más rápido. Concéntrese en darle placer a ella mientras disfruta viéndola.

Puede reducir la ansiedad y pensar en cosas no tan estimulantes durante el sexo.

Si siente que la eyaculación está cerca y ella quiere más, saque su pene y estimule a su chica con sexo oral o masturbándola.

Reduzca el ritmo en la penetración. Muchas mujeres disfrutan hacerlo suave. Le ayudará a retardar la eyaculación.

Puede sacar su pene y presionar ligeramente el glande con los dedos (ojalá fríos). Esta estrategia puede ayudarle a retardar la eyaculación unos minutos más.

Utilice preservativos con efecto retardante.

Cambie de posición.

Derecho de autor: oleg0 / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.