La excitación de nuestra pareja puede ser más o menos evidente. En el caso de los hombres se hace notoria por su erección, porque se endurecen sus pezones, aumenta la transpiración y la frecuencia cardiaca. A los hombres, por norma general, se les ve la excitación por entre las piernas, pues la grúa empieza a trabajar de inmediato y no es fácil disimularla.

Le puede interesar: Consejos para masturbar a una mujer

Sin embargo, cuando la mujer se excita, puede experimentar múltiples cambios en su cuerpo. Tenga en cuenta todas estas señales.

Los senos pueden aumentar, debido a unas contracciones de las fibras musculares, y por lo mismo, ¡pueden crecer hasta un 25%! Los pezones cambian y se pueden mostrar duros y erectos y pueden verse de un color más profundo.

Le puede interesar: Qué están haciendo mal los hombres en el sexo

El clítoris aumenta su tamaño y se pondrá más sensible a las caricias y a los estímulos que vendrán. Pues de todos los órganos de la mujer, éste ha sido el quebradero de cabeza de los médicos, quienes en su afán por buscarle una funcionalidad, han tenido que acordar mundialmente que solo sirve para una tarea: ¡Dar placer a la mujer!

Es muy fácil de ver que la temperatura corporal en las mujeres aumenta a medida que crece su excitación. Esto puede notarse en la piel, que suele estar más caliente de lo normal; y es por esta razón que muchas veces al estar excitadas, las mujeres dejan de sentir frío estando desnudas y no son tan necesarias las cobijas ni los edredones.

Le puede interesar: Manual para morder en el sexo

La piel cambia porque hay una alteración del flujo sanguíneo y por eso se ve más roja. El conocido como “rubor sexual” se da entre el 50 y el 70 % de la población femenina y puede salir en la cara, nalgas, brazos, espalda o piernas.

Sin lugar a dudas, una de las señales de excitación femenina es la lubricación, que es variable en su consistencia y en su olor. Ésta sirve para que la penetración pueda recibirse de forma más suave y para favorecer la entrada del pene en la vagina.

Por último, se ha estudiado que la excitación puede cambiar el olor que desprende la mujer, esto no suele ser tan notorio, pero eres capaz de notarlo, recibirás felicitaciones, pues aunque se suele mencionar, no conozco a muchas personas que aseguren sentir este cambio de olor, que es debido a las feromonas de la mujer.

Le puede interesar: Historia universal de la mamada

Otros cambios mucho más notorios se pueden evidenciar en la respiración, que puede volverse más agitada o entrecortada, o la voz, que puede experimentar cambios y volverse más temblorosa.

Sobre la respiración llama la atención el siguiente dato: La respiración se agita, pasando de las 20 inspiraciones normales hasta un promedio de 30 por minuto. La frecuencia cardíaca aumenta hasta 175 pulsaciones por minuto, ¡esta es la frecuencia que pueden registrar los corredores de Fórmula 1 al tomar una curva peligrosa!

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.