Mi esposa y yo siempre hemos tenido buena actividad sexual pero desde que nació mi hijo, hace un año, nos cuesta tener las mismas ganas y casi siempre estamos cansados. ¿Qué podemos hacer ?

Es muy normal y hay decenas de ivestigaciones que lo comprueban. La más completa fue hecha en 2015 por la Universidad de Cambridge y estudió el comportamiento sexual de más de 5000 parejas con niños de hasta 5 años. La conclusión: hay tiempo para todo menos para el sexo. La llegada de un nuevo miembro a la familia cambia los horarios y los tiempos libres de los padres. Eso influye directamente en la libido. (Consejos de sexo por una lesbiana)

El psicólogo y terapeuta sexual británico Chelon E. Leavitt lo reafirma: “Cualquier tiempo libre que los padres primíparos tienen prefieren usarlo para dormir que para el sexo”. Entonces, ¿qué hacer? Será difícil, sí, pero es importante que encuentre momentos oportunos y les haga espacio a otras actividades que lo diviertan, lo saquen de la rutina y le recuerden cosas que quizá perdió con la llegada de su hijo. (¿Qué están haciendo mal los hombres en el sexo?)

Leavitt recomienda tratar de salir de los lugares comunes y proponerle a su esposa situaciones en las que ambos salgan favorecidos para volver a tener sexo: una escapada de fin de semana, por ejemplo. Es cierto que usted y su esposa pueden tener miedo de dejar solo por primera vez a su hijo, pero créanos: no pasa nada si su bebé está dos días con los abuelos. (¿Qué sienten las mujeres en el sexo?)

Lo clave es que su esposa esté de acuerdo y pueda relajarse para que ambos disfruten sin amargarse. Inténtelo y verá. (10 Películas con sexo real que no son porno)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.