Los ‘sex toys‘ contienen menos materias peligrosas que los juguetes de niños, indicó la autoridad de inspección de productos químicos suecos, que llevó a cabo el estudio comparativo.

Vea también: Secretos y perverciones de un sex shop

En 2015, este ente regulador halló productos químicos prohibidos en 15% de los juguetes, y sólo 2% en los ‘sex toys‘.

"Esta es la primera vez que realizamos este estudio" y "fue un poco sorprendente", comentó una inspectora, Frida Ramstrom, interrogada por AFP.

De los 44 juguetes sexuales controlados, sólo un vibrador de plástico plantea problemas con su parafina de cloro, componente peligroso para el medio ambiente y sospechado de ser cancerígeno.

Vea también: El juguete sexual más caro del mundo

Según Ramstrom, los vendedores de accesorios sexuales escogen proveedores respetuosos de las normas sanitarias europeas. "Las empresas suecas compran a distribuidores y son buenas poniendo sus exigencias", declaró.

La inspectora estimó difícil en cambio explicar por qué las normas no se cumplen más a menudo con los juguetes, importados de Asia en su gran mayoría.

La Inspección de productos químicos observó sin embargo la presencia de ftalatos en tres ‘sex toys‘ (dos de imitación de cuero y una cinta adhesiva) con concentraciones superiores a 0,1%, límite a partir del cual tiene que ser mencionado.

Vea también: Él hace la ropa de los sadomasoquistas

La Unión Europea autoriza esas sustancias que hacen más flexible el plástico, pero las considera como peligrosas y los somete a autorización caso por caso, ya que pueden perturbar el equilibrio hormonal y la fertilidad humana.

Con información de AFP

Derecho de autor: porpeller / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.