Hace poco estaba reunida con unas amigas. Charlamos de quién nos gustaba o con quién estábamos saliendo. Era curioso cómo todas preguntábamos por el desempeño sexual del chico antes de conocer lo que nosotras sentíamos hacia él: ¿lo tiene grande?, ¿si te hace llegar?, ¿rinde en la cama?, ¿cumple con tus exigencias?

Le puede interesar: 5 Posiciones sexuales favoritas de las mujeres

Una de mis amigas comentó que estaba saliendo con alguien a quien llamaremos Juan. Juan era un tipo elegante, emprendedor, muy detallista y muy apuesto. Pero según lo que mi amiga comentaba, su rendimiento sexual era pésimo. Tan pronto ella lo dijo, la mayoría de nosotras recomendamos que dejara a Juan a un lado.

Saber sexar para nosotras es un elemento o una condición indispensable. Es un requisito que necesitamos saciar para sentirnos completamente atraídas hacia un hombre, y siendo muy sincera, creo que es una exigencia interiorizada en la mujer conforme a la experticia sexual que se tenga es decir, una chica virgen no va a saber que exigencias exponer a la hora de sexar, mientras que una con más experiencia, si lo va a hacer.

A lo mejor es por esa razón que los hombres prefieren mujeres que hayan tenido menos parejas sexuales, se sienten intimidados. Debe ser un reto rendir 100% con una mujer que sabe lo que quiere e interpreta perfectamente lo que siente.

Le puede interesar: Cosas que debería probar en el sexo

A las mujeres también nos enamoran con sexo, pero ojo, no a todas las mujeres les gusta compartir encuentros sexuales con cualquiera, que mi afirmación no se preste para que todos piensen que el cortejar y hacer sentir especial a una mujer no vale la pena o no es importante, es decir, si no llegas al sexo acortejando no consigues nada.

Hay diferentes formas de sexar, así como también hay diferentes formas de interpretar los encuentros sexuales. A algunas mujeres gustan del sexo fuerte, salvaje, dominante, sado, otras prefieren el sexo lento, romántico, sumiso, cursi, lleno de besos apasionados.

Otras como yo, prefieren el sexo de muchas formas pero inclinan su interpretación bajo líneas de pensamiento y autoconocimiento, como el sexo tántrico, el sexo taoísta, el sexo hindú, etc. Las mujeres desean tener sexo con alguien que interprete el sexo de la misma forma en la que ellas lo hacen, para así compartir más cosas, optimizarlo y conseguir maravillosos orgasmos.

Vivimos en tiempos donde las mujeres queremos y podemos hacerlo todo, podemos trabajar, criar e incluso mantener a nuestro amante si así lo deseamos. Así que es lógico que ya no descuidemos nuestras necesidades y exigencias sexuales, no dependemos económicamente de los hombres para pasar una vida teniendo sexo sin orgasmos. Buscamos hombres que nos hagan crecer como mujeres, que nos reten, que nos apoyen y en esa medida también no regalen excelente sexo.

Le puede interesar: ¿Siente que su erección no es lo mismo de antes?

¡Han notado como eso de la “prueba de amor” ha dejado de ser una excusa para tener sexo en las nuevas relaciones!, bueno, caso contrario en el que la mujer sea virgen todavía. Estamos en tiempos donde las mujeres tenemos sexo en la primera cita para evidenciar si en realidad se siente eso a lo que llamamos “química”, y si en esa primera cita obtenemos muchos orgasmos, créanme, ella hace la invitación para el segundo encuentro y lo paga todo.

Para la mujer, conseguir orgasmos no es fácil, requerimos de mucha concentración, de un espacio optimizado, de buenos olores, cualquier cosa mal hecha puede llevarnos de la cima al piso, así que un hombre que nos ofrezca excelente sexo, si, nos enamora.

Ahora bien, las mujeres también necesitamos sentirnos valoradas, amadas y respetadas y si un hombre tampoco cultiva estas cualidades, puede culear como Nacho Vidal, pero si no es detallista le dejaremos a un lado también… claro, eso sí, después de varios encuentros.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.